Colo Colo cerró la semana previa a Navidad con el anunció de su cuarta incorporación: el ganador del Campeonato Nacional 2022 presentó oficialmente a Erick Wiemberg, quien apunta a ser el reemplazante de Gabriel Suazo, el capitán del equipo que será agente libre desde el 31 de diciembre. Pero siguen en la búsqueda de incorporaciones, sobre todo después de la partida de Óscar Opazo a Racing Club. 

Y precisamente desde Avellaneda podría llegar el quinto refuerzo para el plantel dirigido por Gustavo Quinteros, pues la gerencia deportiva de Blanco y Negro está muy cerca de cerrar el fichaje de Leandro Benegas, aunque desde Independiente quieren generar ingresos y podrían pedir hasta medio millón de dólares para dejar salir al atacante chileno-argentino. 

Por cierto, en la escuadra adiestrada por Leandro Stillitano ya integraron a un atacante a la plantilla, pues Martín Cauteruccio dejó Aldosivi y es uno de los seis refuerzos que acumula el Rojo, que también cuenta al ex albo Damián Pérez en aquella lista. Así el panorama, el camino parece un poco más allanado para que el mendocino llegue al estadio Monumental a competir por un lugar en la oncena con Juan Martín Lucero, goleador del equipo en el torneo que significó la ansiada estrella 33.

Eso sí, al Cacique también le queda tarea en la ventana de traspasos: encontrar al reemplazante de Gabriel Costa, pues el segundo artillero del equipo en la competencia fichó en Alianza Lima de Perú y dejó disponible un cupo extranjero disponible para un movimiento: Sebastián Palacios, el mejor jugador extranjero de Grecia, es uno de los nombres apuntados para sumarse a los ya confirmados Fernando de Paul, el defensor Ramiro González y el mediocampista formado en River Plate, el chileno-argentino Matías Moya. Otro de los que surgió como alternativa fue Matías Catalán, central y lateral derecho que Reinaldo Rueda estuvo a punto de llamar para la Roja. 

Universidad de Chile aguarda por Toselli para cerrar el plantel

Universidad de Chile también ha tenido mucha actividad en el mercado de pases.  Llegó Juan Pablo Gómez, quien firmó su contrato de dos años antes de que Mauricio Pellegrino fuera confirmado como director técnico para afrontar la campaña 2023 con un mejor pie que en años anteriores, en los que el Romántico Viajero ha estado más cerca del descenso que de la lucha por los puestos más altos en la tabla. 

Y luego del arribo del Flaco a la conducción del primer equipo, el Bulla aseguró el arribo del delantero argentino Leandro Fernández, quien se sumó a un atacante que regresó al Centro Deportivo Azul: Nicolás Guerra, quien dejó Ñublense y volvió a enrolarse en la U. Federico Mateos también arribó desde Chillán. Cómo olvidar que Matías Zaldivia cruzó la vereda y fichó en los azules tras siete temporadas en Colo Colo. 

Por cierto, el trabajo de la gerencia deportiva de Azul Azul que lidera Manuel Mayo no ha terminado: continúa tras los pasos de un portero que pueda representarle una buena competencia a Cristóbal Campos. En la temporada 2022, al cabo de la salida de Hernán Galíndez al Aucas de Ecuador fue Martín Parra el suplente en el segundo semestre. Eso sí, el golero terminó su préstamo y volvió a Huachipato, por lo que el titular del equipo de proyección, Pedro Garrido, es el reserva en este momento. 

El nombre que más gusta en la cúpula de la U es el de Cristopher Toselli, quien terminó la cesión en Central Córdoba de Santiago del Estero, donde fue titular indiscutido hasta que Abel Balbo tomó las riendas de la plantilla profesional. De hecho, las conversaciones con Hulk han ido hacia adelante y varios reportes dan por hecho su arribo a los laicos, que tiene planeado retirarse del mercado con el arribo de Tose.