Jugador con discapacidad visual le marcó un golazo a Cerro Porteño y en Paraguay lo candidatean al Puskas

Mario Ricardo jugaba en la Tercera División. Pese a faltarle un ojo, Sol de América quedó encantado con su conquista y lo contrató para jugar en la Primera División.

Por la incipiente Copa de Paraguay se enfrentaron el club Cristóbal Colón, de la tercera división, y Cerro Porteño, con victoria por 3-1 para el cuadro de la primera categoría.

Sin embargo, el descuento anotado por Mario Ricardo, de 28 años y capitán del Cristóbal Colón ha dado la vuelta al mundo no sólo por ser un golazo al ángulo. El jugador presenta una discapacidad visual, puesto que no tiene el ojo izquierdo.

Mario Ricardo se acomodó el balón con un sombrerito por sobre un rival con la izquierda y antes que cayera empalmó con un derechazo impresionante que dejó sin opciones al arquero Pablo Gavilán.

Incluso el presidente del club guaraní ingresó a la cancha para abrazar al jugador y no son pocos los que en Paraguay consideran que el tanto merece al menos postular al Premio Puskas.

La Conmebol hizo eco del hecho: “Piden en Paraguay el premio Puskas para un jugador con discapacidad visual”, sostuvo el ente del fútbol continental en su sitio web.

“Nunca tuve dificultad para jugar con un sólo ojo. Mis compañeros y yo estuvimos muy motivados y hasta emocionados por jugar contra Cerro Porteño, algo que antes no pasó por nuestra mente y con la nueva Copa Paraguay se cumplió el sueño”, dijo Mario Ricardo a la agencia AFP.

El atacante percibía 30 dólares por partido. Tras el golazo, Sol de América anunció su flamante fichaje y Mario Ricardo jugará en la Primera División de Paraguay.

Foto: Conmebol

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

Socios del Desierto, y la actualidad de Cobreloa