Último uno a uno del año: líderes Vidal y Medel, Alexis es Gandhi, Bose único y Castillo va al alza

El resumen de la Fecha FIFA dejó notas positivas y negativas para Reinaldo Rueda, quien encarará su segundo año en la Roja con un balance general de la Roja.

La selección chilena se despidió con una revitalizadora goleada sobre Honduras en el cierre del primer año de Reinaldo Rueda, con balances positivos y negativos para el entrenador colombiano.

Los veteranos se confirmaron, mientras que las apuestas siguen en deuda en el equipo que en 2019 defenderá el título de la Copa América en Brasil.

Brayan Cortés: Avanza a pasos agigantados pese a su suplencia en Colo Colo. Gran concentración en el partido, tapó dos pelotas de gol y generó apertura con el juego de pies. Un poroto para Rueda.

Mauricio Isla: Mostró que con las luces encendidas y nutrido por Alexis Sánchez es inamovible en la selección. Agregó intensidad a su juego y generó dos lanzamientos penales desde sus desbordes. Dejó su lugar a César Pinares en el final.

Gary MedelRueda no lo quería poner como defensa pero ahora debe tener la duda. El Pitbull se alió de buena manera con Guillermo Maripán y ofreció la seguridad en la salida que Enzo Roco le debía al DT. Benjamín Kuscevic reemplazó al final a Medel, para los merecidos aplausos.

Guillermo Maripán: Mucho menos exigido que ante Costa Rica, mostró más solidez en labores defensivas y no se escondió para la salida.

Jean Beausejour: Un tiempo le bastó para mostrar su valor con un par de buenos centros que tuvieron destino de red. Sin embargo, se vio intranquilo en la marca de Alberto Elis. Igual fue el mejor de los seis laterales izquierdos que ensayó Rueda en el año.

Óscar Opazo: Reemplazó a Beausejour tras el descanso y no se complicó de más. Participó bien de la salida y eligió bien sus receptores.

Arturo Vidal: Volvió a ser el alma de Chile y dedicó su actuación a Reinaldo Rueda. Dos goles para fortalecer su liderazgo y un recorrido más lógico en la cancha, que le permitió acentuar su aporte a diferencia del duelo ante Costa Rica.

Diego Valdés: Ingresó por Vidal y no pudo revertir la diferencia de intensidad. De todas formas hizo su papel con esmero y no desentonó en el armado de la segunda fracción.

Lorenzo Reyes: Buen equilibrio en una zona dinámica del juego de Chile. Fue alternativa para la salida y pase seguro en el segundo cuarto de cancha. Nombre para anotar.

Pablo Hernández: Partido falso de Tucu, sin encontrar su posición en la cancha ante la movilidad de Arturo Vidal y Alexis Sánchez.

Erick Pulgar: Uno que va en alza. Fue de los que se salvaron ante Costa Rica y frente a Honduras ingresó para agilizar el balón en la mitad de la cancha. Resta verlo en un desafío mayor.

Alexis SánchezSu permanente lucha por zafar de la nube negra que lo ha seguido este año obtuvo su premio en el abrazo de un niño luego de anotar su gol 41 en la Roja tras malograr otro penal. Creció en lo colectivo y también en la chispa de su juego. Combinó bien con Beausejour e Isla.

Nicolás Castillo: se creó opciones de gol, y aunque no estuvo feliz en la definición, le sacó brillo al puesto del número 9 en la selección chilena. Su alza es un buen pretexto para que Reinaldo Rueda mantenga a raya a Eduardo Vargas. Lo reemplazó Esteban Paredes en los últimos minutos.

Ángelo Sagal: Acompañó con criterio el lucimiento de los veteranos, pero careció de pesos específico para fortalecer su proyección en la oncena titular de la Roja.

Fotos: Agencia Uno

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Socios del Desierto, y la actualidad de Cobreloa