Las cinco razones que sacaron a José Luis Sierra de la banca de Colo Colo

La sorpresiva salida del DT del Monumental se explica por varias situaciones que entorpecieron su trabajo desde hace meses. Además, se complicó mucho por el tema de los extranjeros.

José Luis Sierra dejó de ser técnico de Colo Colo y dio inicio a la ya tradicional danza de entrenadores alrededor del Estadio Monumental. La relación con Aníbal Mosa quebró definitivamente su paciencia.

El primer punto que colmó su paciencia fue el tema refuerzos. A sólo tres días del debut oficial Colo Colo aún no tiene ni cerca listo el plantel y tras tres semanas de pretemporada, recién se están sumando los jugadores, lo que sin dudas entorpecerá su acondicionamiento al plantel.

Mosa prometió en reiteradas ocasiones que iba a dotar con buenos elementos al plantel Albo, pero incluso la firma de Michael Ríos, Ramón Fernández y Octavio Rivero no calmaron al Coto.

Otro punto es la relación que tuvo Sierra con el plantel durante todo su mandato. La crisis que provocó la ida de Humberto Suazo es sólo el reflejo de la inestabilidad que hubo entre los referentes. Contantes roces, incluso por la prensa, con Jaime Valdés rompieron la tranquilidad. Todo parecía que se estaba calmando al inicio de la pretemporada.

El tercer punto es su relación personal con Aníbal Mosa. Además de los refuerzos y la forma que tiene el empresario de obrar como presidente, Sierra no estaba cómodo que el líder de la concesionaria se despreocupara y saliera del país en medio de la firma de contratos y después de haberle prometido que iba a reforzar de buena forma al equipo.

El cuarto punto fue el problema que hubo con los extranjeros. Sierra ponía todas sus apuestas a que Ramón Fernández iba a conseguir su nacionalidad chilena y eso iba a liberar un cupo de extranjero. Finalmente Tonso tuvo que partir y Reina está en veremos, provocando un gran problema a días del debut oficial.

El quinto punto que aburrió a Sierra y que fue el definitivo, fue lo ocurrido con Tonso. A pocos días del debut tuvo que desprenderse obligadamente de un jugador y la promesa de que Ramón Fernández iba a ser Albo, hizo basar su plan en esa determinación que no se pudo lograr. La partida del DT coincide con la presentación de cuatro refuerzos y sin Aníbal Mosa ni siquiera en el mismo continente.

El Coto no aguantó más y cumplió con todas las premisas: se aburrió y renunció, dejándole a Mosa la vía libre para hacer lo que quiera.

Foto: Agencia Uno

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda