La confesión de Kaká: "Mi problema en el Real Madrid fueron las lesiones y luego Mourinho”

El brasileño tuvo una entrevista en el programa "Grande Círculo" de SporTV y reveló que la continuidad fue su principal obstáculo para triunfar en el cuadro merengue.

Kaká dio una jugosa entrevista en el programa "Grande Círculo" de SporTV donde confesó sus dos grandes problemas que lo llevaron al fracaso en el Real Madrid. El brasileño aseguró que las lesiones le sacaron continuidad y que José Mourinho no lo dejó brillar.

"En primer lugar, por las lesiones. El primer año tuve un problema en la cadera, luego en el aductor, me opero después del Mundial, estoy seis meses parado y cuando vuelvo está Mourinho. Mi problema en el Madrid fue primero la continuidad y luego el entrenador. Pasé tres años tratando de convencer a Mourinho de que podía tener más oportunidades. Era una elección suya, estaba fuera de mi control. Lo que hacía era ser un excelente profesional. Hoy puedo decir con gran alegría que puedo llegar al Real Madrid y las puertas están abiertas, Florentino dice que fui uno de los atletas más profesionales que pasaron por allí", manifestó de su pobre paso por los Galácticos.

De todos modos, el brasileño reconoció que no tiene ningún problema con Mou y todo fue un tema futbolístico: "Me fui a Manchester al evento de un patrocinador, me quedé en el mismo hotel que él y nos quedamos dos horas hablando. En varios momentos nos desentendimos en el Real Madrid. Porque yo creía que tenía que jugar y él creía que no. Pero era un desentendimiento muy respetuoso. Nunca me rebelé ni hice declaraciones contra él. Él no tenía argumentos. Y en ese momento el equipo era tan bueno que yo tampoco tenía mucho argumento. Mourinho es exactamente lo que la gente ve en las cámaras, en su momento es explosivo, pero es un tipo extremadamente inteligente, muy preparado, así que lo que la gente ve en las entrevistas está todo preparado".

Por último, Kaká elogió a Cristiano Ronaldo por su calidad humana. "En el día a día, es un 10, super atento con todo el mundo. En el vestuario la gente sabe cómo es, esa vanidad. Pero es un tipo diez. íbamos de pretemporada a Los Ángeles, él pedía a alguien que comprase 15 teléfonos y los distribuía para el personal que trabajaba en el club. Cosas del día a día muy básicas, pero en las que demostraba mucho del ser humano que él es. Siempre me ayudó mucho, siempre que podía me estaba ayudando, animándome. Los compañeros allí veían el sacrificio que estaba haciendo para poder jugar. A lo largo de mi carrera nunca tuve problema con nadie", sentenció.

Foto: Getty Images.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Socios del Desierto, y la actualidad de Cobreloa