En Ecuador dicen estar "muy tranquilos" con la denuncia que se elevó contra ante la la FIFA, para investigar la supuesta presentación de certificados fraudulentos para respaldar la convocatoria de Byron Castillo en las pasadas Eliminatorias Qatar 2022. Pero tan tranquilos no parecen, al menos para uno al que se le fueron las cabras para el monte.

Es el caso de Vito Muñoz Ugarte, que tiene mucho cuidado para vestirse pero poco al escribir. El polémico comunicador ecuatoriano hizo un violento llamado en una columna que publica Studio Fútbol. "Al fútbol chileno hay que incendiarlo", titula el escrito, parafraseando una antigua reflexión del ex dirigente nacional Juan Goñi.

Según el controvertido periodista deportivo, la "definición histórica" de esta frase "ha perdurado por décadas en las cuales (Chile) se ha manchado de vergüenza ante el mundo entero por todos los bochornos y trampas que lo pintan de cuerpo entero y de manera vergonzosa".

Luego enumera escándalos en los que ha estado involucrado nuestro fútbol. Polémicos arbitrajes en 1966, el corte autoinferido por Roberto Cóndor Rojas en 1989, el recuerdo de un Sergio Jadue que "terminó convirtiéndose en el soplón de la FBI en el FIFA Gate" y la agresión que denunció Colo Colo cuando visitó a Barcelona de Guayaquil en 1992.

Por eso, al hombre que además de periodista es empresario bananero, tras heredar cultivos de sus acaudalados padres, y que es conocido como el "Muñeco" por sus numerosas relaciones sentimentales con mujeres que tienen la mitad de su edad, no le faltaron insultos al momento de calificar la ofensiva chilena.

"Chile quiere ganar tramposamente la clasificación que perdieron en la cancha", asegura Vito Muñoz antes de volver a las palabras de Goñi. "La frase 'al fútbol chileno hay que echarle parafina y prenderle un fósforo' ha persistido seis décadas después en su demoledora contundencia y la sinvergüencería sigue siendo su eterna compañera".

Quizás el hombre estaba estresado o ya tenía pasajes comprados para Qatar. Pero le pedimos que no se haga mala sangre y aproveche el fin de semana para relajarse y darse una vuelta por Colombia. Y pregunte por el hermano perdido de Byron Castillo, que es la piedra clave que puede salvar a su selección de una histórica descalificación.

Además, le recomendamos una infusión de plátano con canela, por si le cuesta quedarse dormido. Y que deje los fósforos lejos de su alcance, no vaya a ser que se despierte medio alterado.