Colo Colo se trajo de Venezuela una igualdad con sabor a derrota. El Cacique apenas empató 1-1 ante Monagas en el Monumental de Maturín por la fecha 4 de la Copa Libertadores 2023, un resultado que aporta poco y nada en sus aspiraciones de clasificar a los octavos de final.

Más allá del discreto resultado, los albos además se trajeron una delicada baja en defensa, ya que Fernando de Paul vio la tarjeta roja al verse en la obligación de bajar a Fernando Basante luego de un grosero error en la salida de Maximiliano Falcón que pudo ser el 2-1 en contra.

Esta expulsión obligó a que ingresará Brayan Cortés en los minutos finales, en una escena que seguramente se repetirá en los últimos dos partidos coperos del Cacique en esta fase de grupos, sobre todo si se considera el reglamento en torno a la acción de Tuto de Paul.

Si el ente rector del fútbol sudamericano considera la entrada del portero como conducta violenta o que buscaba agredir al jugador rival, este arriesgaría un mínimo de dos fechas de sanción (al igual que Carlos Palacios), quedando al margen de los duelos ante Boca Juniors y Deportivo Pereira.

Si nos ponemos un poco más optimistas, también está el caso en que la Conmebol catalogue la falta de De Paul como juego brusco grave, lo que bajaría la sanción a un mínimo de un partido, quedando por lo menos a disposición de Gustavo Quinteros para la definición ante los colombianos en el Monumental.

Lo que sí es seguro es que Brayan Cortés será el guardameta del Cacique para la visita ante Boca Juniors, pactada para el martes 6 de junio (20:00 hora chilena) en La Bombonera, donde una caída dejará al popular sin mucho margen de maniobra pensando en el úlitmo duelo copero ante Deportivo Pereria en suelo chileno.