Nicolás Jarry vive semanas de mucha intensidad estos últimos días. Tras darle a Chile un sufrido triunfo ante Perú por Copa Davis, el chileno disputó el ATP 250 de Seúl, donde cayó ante Casper Ruud (3°) en octavos de final, y después quedó fuera del ATP 250 de Tokio en la qualy tras ser derrotado por Yuta Shimizu (451°). Pese a eso, igual celebra en el Ránking ATP.

La primera actualización del escalafón mundial en este décimo mes del año, que se oficializó este lunes 3 de octubre, no trae buenas noticias para los tenistas chilenos ya que casi todo perdieron puntos y cayeron algunos puestos, menos uno. El Príncipe es el único que tiene razones para celebrar.

A pesar de haber tropezado en sus dos últimos torneos, la Torre sumó 32 puntos a la clasificación y pegó un importante salto en la tabla. Así, subió seis puestos y pasó de estar en el 111° al 105°, con lo que está cada vez más cerca de poder concretar su regreso al top 100.

El nieto de Jaime Fillol estuvo entre los cien mejores tenistas del mundo por última vez hace ya 931 días, y ahora está muy cerca de volver.

2 años, 6 meses y 14 días han pasado desde el 16 de marzo de 2020, cuando Jarry era el 89 del mundo, su mejor clasificación histórica es 38° en julio de 2019, pero tras eso vino el castigo por doping y en la actualización del 24 de agosto apareció 976. De ahí en más ha transitado un largo y esforzado camino para volver a estar entre los cien mejores del mundo.

Alejandro Tabilo perdió 10 puntos y bajó un puesto: pasó del 66° al 67°. Cristian Garin, por su parte, no tuvo descuento de unidades, pero igual bajó dos posiciones: del 79° al 81°. Tomás Barrios bajó un puesto, Gonzalo Lama 12 y Matías Soto 13, por lo que el único chileno que festeja en esta pasada es Nico Jarry.

Así, Nicolás Jarry celebra y está cada vez más cerca de volver a meterse en el top 100 del Ránking ATP, mientras que Aalejandro Tabilo, Cristian Garin y el resto de chilenos tendrán que buscar mejorar sus resultados para poder recuperar terreno.