Marruecos le puso fin a su sorpresiva travesía por el Mundial de Qatar 2022. Antes del inicio del torneo de seguro no eran muchos -por no decir muy pocos- los que ponían al elenco africano en las semifinales, pero de la mano de Walid Regragui lograron lo que parecía imposible. Eso sí, el sueño terminó este miércoles 14 de diciembre.

El combinado marroquí cayó por 2-0 ante Francia en el Estadio Al Bayt y ahora deberá enfrentar a Croacia este sábado 17 de diciembre desde las 12:00 horas en el Estadio Internacional Jalifa para saber cual de los dos equipos se ubicará en el tercer puesto del podio. Pero tras la caída el técnico de 47 años oriundo de Corbeil-Essonnes se achicó.

"Hay que reconocer que el escalón era demasiado alto"

Tras el pitazo final, el estratega que señaló que su selección era el Rocky Balboa de la Copa del Mundo de la FIFA no se hizo problemas para confesar que "al final, hay que reconocerlo, el escalón era demasiado alto".

Inmediatamente después de esa dura declaración, Regragui se toma un tiempo y hace énfasis en que "no por calidad o preparación, pero sí por físico. Teníamos demasiados jugadores que estaban al 60 o al 80 por ciento desde el principio y, pese a todo, alcanzamos las semifinales".

Por eso, nobleza obliga y también hay elogios para Les Bleus tras sacarle un contundente triunfo a una selección que fue una de las más destacadas en la cita planetaria. "Hay que felicitar a Francia, es un gran equipo y con poco son capaces de ganar. Pero dimos el máximo y les hemos hecho dudar", apuntó.

Regragui y Marruecos se van de Qatar con la frente en alto. | Foto: Getty

Regragui y Marruecos se van de Qatar con la frente en alto. | Foto: Getty

Así, el DT marroquí no se hace problemas por no poder llegar a la pelea por el título de Qatar 2022, y desde ya advierte que la imagen que han dejado sus dirigidos en esta cita planetaria "vale tanto como ganar el Mundial". Por eso, desde ya motiva a los suyos para "seguir trabajando para regresar más fuertes".

"Ahora estamos obligados a no bajar los brazos. Sentíamos el impacto de la gesta que hicimos, queríamos hacerles soñar. Tenemos que digerir esta derrota. Estuvimos cerca de una hazaña todavía mayor, pero nos faltaron los detalles que te hacen campeón del mundo, como la profundidad de banco o mejor forma. Eso no hemos sabido hacerlo", añadió.

"Estoy orgulloso, jugamos con el corazón, luchamos hasta el final. Dimos una buena imagen de Marruecos y del fútbol africano. Mostramos que podemos estar al nivel en estas competencias. Pero ahora hay que confirmar todo esto", concluyó.

Descarga la app de RedGol y sigue toda la información del Mundial Qatar 2022 al instante en https://bit.ly/RG-app22