Paulo Dybala vive un complejo presente a nivel deportivo y personal, ya que en medio de la recuperación de su cruda dolencia en el muslo, el crack de la Juventus sufrió un robo en la mansión que comparte con Oriana Sabatini en Italia.

La Joya viajó con la delegación de la Vecchia Signora a Rusia para disputar el partido válido por la tercera jornada de la fase grupal de la UEFA Champions League, sin embargo, la lesión que arrastra en su muslo lo dejó fuera de la convocatoria ante Zenit.

la Juventus logró imponerse por 1-0 en calidad de foránea generando gran alegría en el camarín, ánimo que se vio ensombrecido cuando Dybala recibió un llamado anunciándole que unos malentes ingresaron a su hogar en Italia.

De acuerdo a lo reportado por La Gazzetta dello Sport, afortunadamente no había nadie en la casa al momento del asalto, ya que la novia del jugador tampoco estaba en la residencia.

Además, el citado medio medio entregó detalles de cómo se habría producido el robo, asegurando que los inadaptados lograron ingresar a la mansión forzando una ventana de la planta baja.

Los ladrones lograron escapar con éxito de la casa ubicada en Moncalieri, a 9 kilómetro de Turín, llevándose una colección de relojes de lujo, joyas y otros bienes materiales que aún no han sido cuantificados.

Por lo pronto la prensa italiana aseguró que Paulo Dybala realizó las denuncias pertinentes a las autoridades y ya “está completando el inventario para averiguar si falta algo más dentro de la mansión".