Gabriel Costa fue el segundo goleador de Colo Colo en el Campeonato Nacional 2022, sólo por detrás de Juan Martín Lucero. El "8" anotó 10 tantos en el torneo que significó la ansiada estrella 33 para el Cacique. Además, regaló cuatro asistencias en aquel certamen. Todo eso provocó que Gustavo Quinteros lo tenga como uno de los futbolistas que Blanco y Negro debe renovar sí o sí para afrontar la campaña venidera. 

Y todo parecía bien encaminado para satisfacer esa exigencia del DT argentino nacionalizado boliviano. De hecho, en Blanco y Negro daban por descontado el acuerdo para retener al seleccionado peruano al menos por dos temporadas más. Con esa idea se quedaron en la concesionaria el jueves 24 de noviembre: faltaba sólo la firma para formalizar todo.

Pero el panorama cambió radicalmente el viernes 25, según la información que reportó DaleAlbo. A través de un correo electrónico, se informó que Costa desistía de la extensión de su vínculo con el Eterno Campeón, cuadro al que llegó en enero de 2019 por expresa petición de Mario Salas, quien lo había dirigido en su exitoso paso por Sporting Cristal. 

 

El medio que cubre en profundidad el devenir diario del Cacique profundizó que la postura del entorno del jugador de 32 años es escuchar algunas propuestas de clubes extranjeros. Uno de los que mostró interés por él es Universitario, aunque la última información es que Alianza Lima tiene la idea de transformarlo en el jugador mejor pagado de Perú, algo que por cierto seduce a Basilio. 

Con la situación en un entuerto que todavía no tiene punto final, en la gerencia deportiva encabezada por Daniel Morón ya toman cartas en el asunto y miran alternativas de reemplazantes eventuales. En los últimos días se discutió en la Comisión Fútbol sobre el nombre de Matías Moya, volante argentino-chileno de 23 años quien en Ñublense se desenvolvió como enganche y puntero izquierdo.

Carlos Palacios es otro de los futbolistas que ha sonado para llegar al Estadio Monumental, aunque en caso de no continuar el oriundo de San Carlos, el cuadro popular está facultado a buscar un extranjero, pues dispondrá de un cupo por llenar. ¿Qué pasará? La última palabra, al parecer, quedó en poder de Gabi Costa.