Colo Colo sufrió un amargo empate el domingo pasado ante O'Higgins que le impidió asegurar la punta exclusiva del Campeonato Nacional. La diferencia de gol (+19) beneficia a los albos, quienes figuran primeros en la tabla, pero están con los mismos puntos (28) que Unión Española y Ñublense.

En Rancagua, los albos tuvieron un inicio del terror: sufrieron un gol al primer minuto de juego y un rato después se quedaron con un jugador menos en cancha. Gabriel Costa se ganó la expulsión a los 8' luego de una fuerte entrada a Fabián Hormazábal, dejando complicado al elenco popular.

Pese al error, el que dejará a Costa fuera para el final de primera rueda local, en Colo Colo ya dan vuelta la página. En conferencia de prensa, Gustavo Quinteros mostró su respaldo al delantero peruano, quien pidió disculpas a sus compañeros luego de su tarjeta roja.

"Él fue claro delante de todo el grupo, estaba muy arrepentido de lo que hizo. Habló con todos sus compañeros y con nosotros. No es de tener esas reacciones. En la jugada no se ve cuando el rival lo agarra a él del pecho y lo aprieta. Él reacciona para sacarlo de una manera que hoy te expulsa por el VAR. Hay expulsiones como esta que están bien y otras, como en el partido anterior, cuando va en busca del balón y lo termina pisando sin intención. Esas no son justas. En este caso, sí, pero él reacciona. Está arrepentido", comentó el estratega albo.

El técnico del Cacique no duda en la presencia de Costa en la última fecha de fase de grupos de Copa Libertadores. Este miércoles, los albos recibirán a Fortaleza en un Monumental vacío para asegurar el segundo lugar del grupo F y llegar a octavos de final de la competencia.

"Por supuesto que va a jugar en copa. Lo hablamos siempre con los jugadores, que no hay que reaccionar a una agresión, porque generalmente el que reacciona es el que se va expulsado", concluyó Quinteros.