Gustavo Quinteros, a horas de jugar su segundo partido por Copa Libertadores con Colo Colo, tuvo que ocupar varios minutos de su conferencia de prensa para analizar la nueva denuncia de violencia intrafamiliar que involucra a Jordhy Thompson, quien otra vez fue acusado por su ex pareja tras los hechos de marzo pasado.

El entrenador de Colo Colo afirmó ante los medios que “ahora en la mañana me causó sorpresa todo lo de Jordhy y un nuevo posible encuentro con la persona que tuvo problemas. Me sorprende, porque él no tenía ningún permiso para estar con esta persona y me extraña que esa persona también se haya reunido con ella. Ahí es una relación enfermiza y la culpabilidad es de ambos, porque ninguno de los dos debería estar juntos”.

 

“Nosotros intentamos ayudar a Jordhy, pero la otra persona también debe tener ayuda para que no estén juntos. Si esto es así, me extraña que hayan estado juntos él la agredió. Ahí hay un tema que ellos deben mejorar”, declaró.

En ese sentido, el DT de los albos fue claro en decir que “cualquier jugador que tenga alguna adicciones, problemas personales o familiares, nosotros vamos a hacer todo lo posible para ayudar y que sea una mejor persona. La justicia ahora determinará los pasos a seguir. Hoy nosotros como grupo de trabajo queremos lo mejor que estas personas puedan cambiar”.

“De nuestra parte vamos a seguir intentado que Jordhy Thompson puedan cambiar y ser una mejor persona. Ojalá que del otro lado se pueda hacer lo mismo para que no se más encuentros”, agregó el santafesino.

Sobre el manejo que ha tenido el club con el jugador, el DT sostuvo que “me sorprende mucho, porque hemos hablando mucho con Jordhy y hoy estamos otra vez sin la posibilidad de poder contar con un deportistas en su ámbito profesional porque cometió un delito. Espero que no sea así. Tengo la esperanza que no haya otro acto de violencia y que se aclare pronto. El fútbol no es una diversión, es un trabajo y los profesionales recomendaron que siga haciéndolo”.

 

“Tiene que haber una investigación. El club tomó la determinación de separar al jugador mientras dura la investigación. Yo no puedo creer que dos personas en una relación de maltrato se puedan volver a juntar. Hay un problema de ambos si es así. Esto es grave”, concluyó el entrenador de Colo Colo.