Nadie quedó indiferente al gesto de Alexis Sánchez. En medio de una entrevista con TVN, el Niño Maravilla tomó una camiseta de la selección chilena, la dobló cuidadosamente y la guardó mientras dijo que "la Generación Dorada ya es parte del pasado" y que "hay que dejarla en el baúl de los recuerdos".

"La Generación Dorada ya es del pasado. Mucho se habla de ella, pero ya está. La guardamos, ya fue, quedan dos o tres jugadores, no quedan muchos, no es Generación Dorada. La Generación Dorada eran 25 ó 26 jugadores, y ahora quedan tres", sentenció el goleador histórico de la selección chilena.

Y sus palabras cobran sentido para Rodrigo Cauas, psicólogo deportivo con una extensa carrera en el fútbol profesional y la alta cometencia. Según el experto, "a pesar de que tenía el sobrenombre del cabro chico de Tocopilla, Alexis Sánchez siempre mostró una diferenciación con respecto a los otros jugadores de este proceso de selección".

Cauas marca las diferencias entre Alexis y Arturo Vidal, Jorge Valdivia y Gary Medel. "Siempre puso la cordura en esto y aunque muy pocas veces fue designado capitán, me parece que ejerció un liderazgo bastante silencioso. Por ejemplo, de apoyo a los jóvenes que se integraban y también respecto a la forma en que ejercía su trabajo en la selección", apunta.

El gesto de la camiseta de Alexis
 

El hecho de doblar la camiseta de la selección chilena para marcar el final de la Generación Dorada está marcado por la "impronta" de Alexis Sánchez, dice Rodrigo Cauas. "Pide que dejemos de hablar de esto y empezar a pensar en la transición. Y tal vez en la forma que tiene de expresarse, que es más lúdico, lo refleja con este gesto de la camiseta", analiza.

"Pero su reflexión es importante y bastante madura, porque empieza a hacer el duelo de que este proceso se está cerrando, algo que cuesta tanto en el fútbol. Para hinchas y jugadores, siempre es tan difícil decirlo... en su tiempo se retiró Caszely y luego tuvo que volver, Paredes es el caso de ahora, evidentemente es una situación completa, sobre todo cuando el jugador deja un legado difícil de reemplazar. Nos va a costar volver a tener un proceso de estas características", asume el psicólogo deportivo.

El gesto de la camiseta también expone el traspaso de un liderazgo, un tema muy complejo para los deportistas. El experto asegura que "Alexis es bien maduro en decir que esta es una etapa para otra persona, que está dispuesto a ayudar, pero no como el Alexis de hace diez años en la selección".

"El apoyo sicológico tanto en Alexis como en este tipo de jugadores, debe estar orientado a este duelo, porque es lejos lo más difícil de sus carreras, a veces retirarse por lesiones o rendimiento y no por convicción. Hay que entender estos procesos y que empieza a operar otra vida. Ellos tienen el futuro económico asegurado, pero no el futuro psicológico", advierte.

Por esto, la sugerencia de Cauas es que los deportistas acompañen debidamente estos procesos. "Los próximos cincuenta años de sus vidas dependen de lo que empiecen a hacer ahora. Hay muchos deportistas que caen en depresión, que empiezan a engordar, que dejan de ser ídolos", asume.

 

 

El especialista cree que en el caso de la Generación Dorada, la mayoría de los jugadores "seguirán siendo reconocidos y firmarán autógrafos, pero hay otros que no y es dramático porque pasan de muchas luces, con brillantez, empiezan a tener esta decadencia, por ejemplo, van a los restoranes y tienen que pagar, y tienen menos impacto mediático, que lo van a notar en redes sociales".

"Este grupo no lo va a sentir tanto pero es importante que exista un plan de vida distinto para ellos. Hay muchos que no terminaron el colegio y ahora deben dedicarse a otras situaciones que se deben preparar desde un tema más técnico, y acompañarlo de un trabajo psicológico", complementa el psicólogo deportivo.