U. de Chile lo intentó, pero no pudo concretar un fichaje, en pocas palabras, bombástico. La frase podría calzar hoy, en pleno 2023, pero lo cierto es que corresponde a una antigua historia en 2006 que los liga al mismísimo Zinedine Zidane.

Sí, aunque parezca un meme o una broma lo cierto es que Marcos Kaplún, exdirigente del Romántico Viajero, revivió en diálogo con La Tercera el día que habló con el astro francés para golpear el mercado de pases chileno.

“Invité a Zidane a la U. de Chile el 2006”

El histórico director de Universidad de Chile levantó el teléfono con el objetivo claro de vestir a Zizou de azul con la U roja en el pecho, y aunque logró contactarse con él lo cierto es que optó por decir no y dar las gracias.

Yo lo contacté en 2006, después de que se retiró en Real Madrid. Hablé con su representante en ese entonces (Alain Migliaccio)”, detalló de entrada.

Tras eso, Kaplún cuenta que a Zidane “yo le transmití la invitación de que viniera a jugar a la U. Nos dijo que se quería quedar en Europa”.

Después, el exdirectivo azul apunta que “hablamos con Zidane después de que estuvo complicado por el cabezazo en la final de Alemania 2006”, pero aclara que “nunca se habló de valores ni nada parecido”.

Eso sí, Kaplún confiesa que se quedó con las ganas. “Hubiera sido muy bueno. Fue la misma locura de cuando se me ocurrió traer a Patricio Yáñez en 1990, yo lo traje cuando estaba en el Betis de España”, lanzó.

“Se lo planteaba al directorio y lo autorizaban, eso era así”

Sobre si el resto de directivos lo hubiese apoyado en su locura, Kaplún detalla que en el Chuncho “yo tenía plena libertad, se lo planteaba al directorio de la U y me daban la autorización, eso era así”.

“Nuestra idea era que también trabajara con las inferiores del club, era un trabajo integral. Hubiera sido un golpe mediático y se habría financiado solo, eso está muy claro”, complementó.

Para finalizar, detalla como fue que hizo para lograr dar con el entorno de Zidane, que fue multicampeón como jugador y como DT del Real Madrid ganando 11 títulos, y poder conversar.

“Yo era presidente de todos los clubes judíos de América Latina, como miembro del ejecutivo del Maccabi mundial. Normalmente, en todos los países, la gente de la colonia está metida en los clubes. Entonces, me fue un poco más fácil”, cerró.