Aunque han pasado quince años del vergonzoso Puertordazo, el escándalo que protagonizaron seis jugadores de la selección chilena durante la Copa América de Venezuela, todavía quedan detalles por conocer de la fiesta con la que la Roja celebró el paso a la fase final del torneo continental.

Bien lo sabe Jorge Valdivia, señalado como uno de los mayores responsables de los lamentables hechos que terminaron con media selección castigada y la eliminación por goleada ante Brasil del equipo que dirigía Nelson Acosta, quien dejó su cargo y dio paso a Marcelo Bielsa y la Generación Dorada.

El Mago se confesó con el periodista Jean Philippe Cretton en el programa Podemos Hablar de Chilevisión, y entregó detalles inéditos de los incidentes de la madrugada del 5 de julio de 2007 en el hotel Mara Inn de Puerto Ordaz, que terminó con acusaciones de índole sexual y un lunar imborrable en la historia de la Roja.

"Nosotros habíamos clasificado, si no me equivoco, a la segunda fase de la Copa América en Venezuela. Y la noche en que clasificamos, Nelson Acosta nos da libre. Y con un grupo de jugadores y compañeros, nos pusimos a tomar (alcohol) en las habitaciones", arrancó el relato de Valdivia.

Valdivia: Nos tomamos una, dos, tres, veinte cervezas
 

Los detalles que reveló Jorge Valdivia dimensionan la indisciplina en la que participaron Reinaldo Navia, Jorge Vargas, Pablo Contreras, Álvaro Ormeño y Rodrigo Tello. "Se nos pasó la hora, mucho. Estuvimos hasta las 7:00 de la mañana compartiendo, pasándolo bien, tomando una cerveza, dos, tres, veinte... Decidimos bajar al desayuno, a ese horario, seis y media, siete de la mañana. Desayuno de hotel", recordó.

"Yo siempre he hecho las típicas bromas juveniles que, a mí modo de ver, no hacen tanto daño. Le tiré un jamón a un compañero, le puse mermelada en el cachete a otro. Pero eso no detonó lo que pasó después, porque se nos acusó de querer agredir sexualmente a una persona, una mujer que trabajaba en el desayuno", remarcó el Mago.

“Lo que detonó todo fue que uno de los compañeros, que no fui yo, le dijo '¿te han hecho el amor a las 7 de la mañana?'. Después del comentario, que no diré de quién fue, pero él él sabe perfectamente; vino todo lo que vino después, que se nos acusó… se dijo en la prensa que habíamos llegado sin ropa al desayuno, que tiramos trozos de pizza al techo de la habitación, que habíamos hecho una fiesta en el desayuno...", detalló el ex Colo Colo.

“Pero en verdad lo que detonó todo esto, que después avergonzamos a la delegación que estaba en ese minuto representando al país, lo que genera todo este revuelo, es lo que un compañero le dice a esta persona. Lo que más me dolió es que el resto de los jugadores me responsabilizara de algo que detonó todo lo que vino después", subrayó Valdivia.

Valdivia: El responsable debió asumir
 

La situación terminó con interrogatorios y castigos que determinaron el fin del ciclo de selección para Navia, Vargas y Ormeño, y la salida del técnico, Nelson Acosta. "Vino una citación de la ANFP, el presidente era Harold Mayne-Nicholls. Y yo asumí mi responsabilidad. No mandé al frente a nadie", aclaró Jorge Valdivia.

El Mago apuntó a las responsabilidades individuales. "Siempre lo he dicho. El día en que el resto de los jugadores que estaban ahí quiera preguntarle a Harold si mandé al frente a alguien... no mandé al frente a nadie. Me responsabilizaron", lamenta el campeón de América en 2015.

"Yo fui el de la payasada del jamón, le tiré el hielo a otro compañero, le puse mermelada en el cachete a otro (...), hubo un error de parte nuestra de haber estado toda la noche celebrando más de la cuenta. Nos descontrolamos. Se nos fue de las manos. Comparto todo lo que tenga que ver con la ofensa para esa mujer. Pero creo que debió ser asumido por el jugador que lo hizo", completó el talentoso mediapunta.

Valdivia regresó a la selección chilena un año después, con Marcelo Bielsa al mando y la prohibición de llevar la jineta de capitán. Anotó siete goles en 79 partidos oficiales, disputó dos mundiales, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, y además fue parte del plantel que ganó la Copa América en 2015. Su última actuación fue al cierre de las Eliminatorias para Rusia 2018.