La temporada 2020 llega a su fin después de dejarnos uno de los años más extraños y difíciles de los que se tenga recuerdo. La aparición de la pandemia del coronavirus modificó todo el panorama previsto y obligó a que los torneos se vieran obligados a parar.

Pero una vez comenzaron a volver los partidos también lo hicieron los bloopers. Y es que la poca actividad en cancha por las cuarentenas le pasó la cuenta a varios, dejando chascarros de aquellos y haciéndonos reir en los momentos que más lo necesitamos. Es por ello que en RedGol repasamos las imágenes más insólitas que nos dejaron estos 366 días.

Rune Jarstein dio la hora con un autogol

La Bundesliga fue el primer torneo que regresó tras el parón por el coronavirus y en uno de sus primeros partidos vivió uno de los errores del año. El 28 de mayo Rune Jarstein anotó un autogolazo durante el duelo entre el Hertha Berlin y el RB Leipzig

 

Cuando el partido estaba empatado 1-1, el arquero de la vieja señora contuvo un remate de Patrik Schick, pero al momento de recibir la pelota, esta se le escapó y, como si fuera poco, por querer recuperarla la empujó adentro del arco. Su cara lo dijo todo.

El Inter de Alexis Sánchez nos hizo sufrir por culpa de Gagliardini

El Inter terminó la temporada 2019/20 intentando pelear el título con la Juventus. En medio de esa lucha tuvo un duelo contra el Sassuolo el 24 de junio, en el que se vivió uno de los momentos más insólitos de la Serie A y todo el mundo.

Cuando los lombardos ganaban sufriendo por 2-1, Romelu Lukaku metió un zapatazo que el arquero contuvo pero que terminó con la pelota libre en el área chica. Ahí entró Roberto Gagliardini con la misión de solo empujarla dentro de la portería, pero metió un remate que terminó dando en el palo superior. Error insólito y uno de los que marcó la campaña neroazzurri.

Armenia vio un lujo mal hecho de antología

El 2 de julio el Pyunik de Armenia cayó por 3-2 ante el Gandzasar, un resultado terrible en su pelea por no irse al descenso. Sin embargo, se pudo haber evitado de no ser por su arquero.

Con el partido aún sin goles y el reloj en los 14' minutos, Sugrobov Vladimir recibió una pelota libre de toda marca. El balón avanzó y se le ocurrió la idea de salir jugando con los pies. Grave error, ya que cuando la quiso acomodar, se le perdió y terminó dentro del arco.

Bayer Leverkusen y Charles Aránguiz sufrieron con el Bayern Múnich y su propio arquero

El equipo que dominó Europa esta temporada fue el Bayern Múnich. Los bávaros ganaron todo lo que les pusieron por delante y aplastaron a todos sus rivales. Uno de los títulos que levantó fue ante el Bayer Leverkusen de Charles Aránguiz, al que venció en la final de la Copa de Alemania el 4 de julio.

Con el partido 2-0 a favor de los rojos, Robert Lewandowski quedó solo frente al arquero Lucas Hrádecky. El polaco metió un remate desde fuera, pero que el guardameta contuvo. ¿El problema? La pelota le rebotó en las piernas y sentenció la derrota de las aspirinas.

Paraguay fue testigo del peor tiro de esquina del año

No solo arqueros y delanteros protagonizaron chascarros esta temporada. En el fútbol paraguayo, una situación insólita se vivió desde un tiro de esquina en el duelo del 7 de septiembre entre General Díaz y Cerro Porteño.

Sobre el final y con el resultado en contra por 1-3, el mediocampista de las Águilas de Luque, Bruno Medina, fue a preparar el lanzamiento. Y una vez que remató, con sus compañeros esperando en el área, mandó la pelota afuera. Tanto, que quedó más cerca del banderín que del arco.

Johnny Herrera se condoreó ante la UC

En el fútbol chileno no nos quedamos atrás y también tuvimos varios chascarros de antología. Uno de ellos lo protagonizó Johnny Herrera, quien el 26 de septiembre se mandó un error digno de show humorístico.

Cuando el partido estaba empatado sin goles y el primer tiempo apenas comenzaba, el arquero ruletero recibió la pelota para despejar, pero esperó más de la cuenta y lo pagó claro. Cuando remató, Fernando Zampedri apareció a bloquearlo, quedándole servida la redonda para poner el 0-1.

Cris Martínez se equivocó de camiseta

Con o sin pelota, en el fútbol chileno supieron cómo sacarnos una sonrisa. Una de las situaciones más graciosas se vivió en el Estadio CAP, durante el duelo entre Huachipato y Deportes Iquique el 19 de noviembre pasado.

Cris Martínez, el 23 de los acereros, saltó a la cancha de lo más normal. El partido comenzó y ahí estuvo, corriendo de un lado a otro. Pero al minuto de juego, el cuarto árbitro se dio cuenta de que había algo raro: jugadores con la camiseta 27. Inmediatamente advirtió al juez, quien le avisó al delantero que estaba con una polera nada que ver.

Paulo Garcés y un error tremendo

Curicó Unido ha sido uno de los equipos más cercanos a alcanzar a los líderes. Los torteros han hecho lo posible por mantener el buen nivel en el inicio del torneo, pero la irregularidad les ha pasado la cuenta.

Clara evidencia fue lo ocurrido el 17 de diciembre ante Huachipato, donde cayeron derrotados por la cuenta mínima tras un error de Paulo Garcés. El halcón recibió un pase de Pepe Rojas y trató de salir jugando con los pies, pero no supo qué hacer ante la presión de los delanteros y terminó viendo el 1-0 en su rostro.

 

 

 

Mauricio Viana le pegó, pero al aire

El último mes ha tenido varios errores que quedarán en la memoria de los fanáticos del fútbol. Uno más de ellos se vivió en el Campeonato Nacional, durante el encuentro entre Santiago Wanderers y Deportes Antofagasta del día 20.

Con el partido igualado 0-0 y sin marcas encima, Mauricio Viana se equivocó feo y le regaló el 1-0 a los pumas. A los 9' minutos, el arquero recibió la pelota para despejar a la mitad rival, pero cuando fue a rematar un salto lo descolocó y le dio al aire. Eduard Bello aprovechó y no perdonó.

A Bielsa le tocó celebrar con un regalo

En uno de los últimos partidos del año, fuimos testigos de un baile del Leeds United de Marcelo Bielsa. El equipo del loco goleó sin piedad al West Bromwich por 0-5 el 29 de diciembre, pero con un gol que dio la vuelta al mundo.

Cuando el partido recién comenzaba y los pupilos del rosarino presionaban fuerte, Romaine Swayers le dio un pase atrás a su arquero. Pero nunca se dio cuenta que él guardameta estaba lejos de donde envió la pelota. Autogolazo que abrió la ruta del triunfo blanco.

Este 2020 nos hizo sufrir con la pandemia, el encierro y el estar lejos de nuestros seres queridos. Pero gracias al fútbol y momentos como estos pudimos sortear un poco la amargura de un año difícil y que, por fin, dice adiós.