Francesco Totti y David Pizarro volvieron a dejar fluir la exquisita técnica de ambos. Fue en la Operazione Nostalgia, un juego amistoso a beneficio que enfrentó al equipo del eterno capitán de la Roma por un lado y al de Alessandro del Piero por el otro. Un partido de estrellas en el que Pek mostró parte de su magia.

Fue, más encima, gracias a una asistencia de Totti. Eso sí, el indeleble “10” de la Loba tuvo suerte por la lentitud de la zaga central. Todo eso fue aprovechado de la mejor manera por el Fantasista. El otrora centrocampista de vasta experiencia en la Serie A de Italia dejó una muestra brillante de su calidad.

Todo se llevó a cabo en el estadio Paolo Ferrara, enclavado en Emilia-Romagna. Allí se dieron cita unos 13 mil fanáticos, que pudieron agasajarse con un golazo tremendo del Enano de la Providencia. Luego de desmarcarse, Pizarro se deshizo del golero rival de la manera más espectacular posible.

Pase de Totti, globito de taco de Pizarro: Pek se luce con un golazo en la Operazione Nostalgia

David Pizarro recibió el pase de Francesco Totti y quiso llevarse la pelota con su pie derecho. Pero no todo resultó como tenía planeado. Aunque la corrección llegó de manera inmediata.

Con el taco de la misma pierna, el Fantasista le hizo honor absoluto al apodo que llevó con tanta justicia durante su trayectoria en Europa. Levantó la bola por encima del cuerpo del meta, quien quedó en el piso tras la acción del ex Santiago Wanderers.

Pese a que llegó una marca, Pizarro tuvo el tiempo suficiente para anotar con un cabezazo ante la desguarnecida valla. La celebración fue una que hizo habitual en sus festejos lejos de Chile: el pie de cueca que acostumbraba a hacer apareció también en la Operazione Nostalgia.

Pek recibió abrazos y una merecidísima ovación por esa obra de arte. Y corrió a abalanzarse a los brazos de Totti, el capitán de uno de los equipos. El “10” lo recibió como quien cobija a un socio de años. La efusividad en el festejo llevó a un Koala de Pizarro al otrora crack italiano.

El partido tuvo figuras de alto calibre presentes: el argentino Diego Milito estuvo presente. También el italiano Antonio di Natale, el primer gran socio que tuvo Alexis Sánchez en el Viejo Continente. La nota emotiva del encuentro la puso el golero Marco Amelia, quien le dedicó un homenaje al recientemente fallecido Gianluca Vialli.

Revive el golazo de David Pizarro en la Operazione Nostalgia