El Midtjylland volvió a la acción con Darío Osorio en el banco de suplentes y una derrota ante el Brondby que caló muy hondo. El cuadro amarillo se impuso a la desventaja numérica y a un penal en contra para vencer por 1-0 a los Lobos y dar un zarpazo que le permite arrebatarle la cima al equipo del chileno.

Thomas Thomarsberg escogió dejar a Osorio en el banco de suplentes. Y el cuadro de Herning tuvo una chance inmejorable de ponerse en ventaja. Henrik Heggheim vio la tarjeta roja directa por hacer un foul de último recurso dentro del área.

Eso le dejó una opción clarísima al surcoreano Cho-Gue Sung, quien dispuso de un lanzamiento penal. Pero no pudo vulnerar al austriaco Patrick Pentz, quien se estiró al máximo para desviar al córner el remate del asiático. Para colmo de males, el noruego Ohikhuaeme Omoijuanfo puso el 1-0: aprovechó un rebote que le dejó la pelota muy cerca de la raya de la portería.

La urgencia se apoderó de Thomarsberg, quien requirió la entrada de Osorio en el descanso. El DT dejó en el camarín a André Romer. Pero el ex jugador de Universidad de Chile no pudo ayudar a encontrar el empate. Tampoco marcarlo él y extender a cinco su registro goleador en la máxima categoría danesa.

DT del Midtjylland de Darío Osorio reprocha a sus dirigidos tras caer con el Brondby

El entrenador del Midtjylland decidió no alinear a Darío Osorio, aunque se encomendó a él en el segundo tiempo frente al Brondby. Pero eso no alcanzó para su equipo, que sufrió una derrota durísima. De hecho, el cuadro vencedor ostenta el primer lugar en la tabla de posiciones con 37 puntos.

Y los Lobos, que llegaron como líderes al reinicio de la competencia, quedaron en el tercer puesto con 36 unidades, pero una diferencia de gol menor al Copenhague, nuevo escolta del certamen. Esa caída dejó un mal sabor de boca en Thomas Thomarsberg.

“No teníamos la habilidad suficiente para aprovechar las condiciones que nos daba al ser un hombre en inferioridad numérica durante más de una hora. Deberíamos haber ganado el partido pero terminamos perdiéndolo y es un sentimiento triste”, manifestó Thomarsberg.

Ahora el Midtjylland tiene cuatro partidos de la fase regular por delante en la Superliga danesa, incluido uno ante el flamante sublíder. “Nos faltó capacidad de crear situaciones aunque dispusimos de cuatro o cinco llegadas. Pero es lo mínimo cuando juegas con un hombre más durante tanto tiempo”, reclamó el estratego.

¡Sigue el grupo de WhatsApp de Redgol y encuéntranos también en Google News!