Este jueves Sporting Cristal y River plate se jugaron la vida por Copa Libertadores. Ambos equipos del grupo D sabían la importancia del partido y no dudaron en provocar al rival. Los ambientes se calentaron aún más cuando el encuentro finalizó 1-1 y los dos supieron que estarán obligados a ganar los siguientes partidos para pasar a octavos.

El brasileño Tiago Nunes, entrenador de Sporting Cristal de Perú, estuvo en el centro de las provocaciones al final del partido, que terminaron con la expulsión de Salomón Rondón. En la conferencia de prensa post encuentro, explicó lo sucedido y disparó comentarios hacia la gente de River Plate.

“El arbitro se acercó, me pidió calma, le pregunté si estaba nervioso, porque empezó el partido con tres amarillas. Le dije que estuviera tranquilo, ya tenemos experiencia en esto. Hay cosas durante el partido, debates, discusiones. La gente de River se siente siempre dueña de la Copa Libertadores, de la Conmebol. Ya estamos acostumbrados a esto”, comentó el brasileño.

Luego atribuyó su enojo a la forma en que fueron tratados en Argentina, cuando El Millonario ganó 4-2 en el Monumental, y las conclusiones que se sacaron tras el resultado.

“Después del primer partido en Argentina, hemos escuchado muchas tonterías, que somos un equipo cobarde, de cagones, me parece que fue algo muy fuerte para un grupo que en ese partido tenía un promedio de 22 años. Hoy fue de 24 años. Somos un equipo joven, estamos formando jugadores no solo para el Cristal sino para el fútbol peruano”, reflexionó el técnico del cuadro limeño.

Las fuertes provocaciones entre Cristal y River

Nunes no dudo en decir que las provocaciones eran parte de su estrategia para enfrentar al cuadro argentino, marcando territorio y haciéndose respetar en condición de local.

“Si nosotros aquí como peruanos queremos competir contra ellos tenemos que marcar cierto territorio. Acá es Lima, es Perú. Estamos de local, tenemos que hacernos respetar acá”, concluyó el ex Athletico Paranaense.

Desde River no tardaron en responder. El chileno Paulo Díaz responsabilizó al estratega del acalorado final del partido. “Es un soberbio, se pone a hacer gestitos y nos termina calentando, nos expulsan a uno de nosotros y a ellos nada”, dijo el defensor chileno.

Con este resultado ambos equipos quedan en el final de la tabla, obligados a ganar sus dos próximos encuentros contra Fluminese y The Strongest. Una travesía que afrontará Sporting Cristal de visitante y River Plate de local.