Desde su llegada a España, y más aún en la Segunda División, el técnico argentino Sebastián Beccacece destaca más por los “numeritos” que se manda al borde de la cancha, que por los resultados al mando de Elche, que hasta ahora son pobres.

Desde que dirige al equipo cuyo dueño es el representante de futbolistas Christian Bragarnik, no puede escalar posiciones en la clasificación de la categoría, ubicándose actualmente a nueve puntos del puntero, Leganés.

Pero como dijimos, por lo que destaca Beccacece en España es por los shows que se pega cuando está en la cancha, y el último de ellos le trajo consecuencias al Elche, a nivel deportivo y económico, así ocurrió en el último duelo de su equipo, ante Eibar.

Luego que el árbitro del juego, Guzmán Mansilla, anulara un gol que convirtió el argentino Nicolás Fernández Mercau, el ex estratega de Universidad de Chile se metió a la cancha y gritoneó al juez central, a los 15 minutos del primer tiempo, con lo que se ganó la tarjeta roja, y de ahí, lo lamentable.

¿Cuál fue el castigo para Beccacece?

Luego que en el informe del réferi se detallara el comportamiento del argentino, donde se indica que “una vez expulsado se introdujo en el terreno de juego aproximadamente diez metros, continuando con su actitud de protesta hacia nuestras decisiones“, la Real Federación de España (RFEF) tomó una decisión.

El Comité de Disciplina decidió sancionar a Beccacece con el pago, de su bolsillo, de 1.200 euros, más otros 600 euros de multa, que correrán por cuenta de Elche, además de tres duelos de suspensión, que correrán a partir de este fin de semana.

Toda la actualidad del fútbol chileno e internacional en la palma de tu mano. Sigue el grupo de WhatsApp de Redgol y encuéntranos también en Google News.