Un grave acto de racismo fue el que el delantero belga Romelu Lukaku denunció a través de su agencia de representación. El atacante del Inter de Milán denunció que recibió gritos y cánticos por su color de piel por parte de los hinchas de la Juventus tras anotar de penal en tiempo agregado el 1-1 definitivo en la ida de la semifinal de la Copa Italia.

Lukaku festejó su tanto frente a la hinchada rival en el Juventus Stadium, emulando la celebración de su compañero Doku en Bélgica y que había ya realizado hace algunas semanas tras convertirle con su selección a Suecia.

Lamentablemente la reacción de la “Curva”, el ala más radical de la fanaticada de la Juventus, no fue la mejor, ya que dejaron caer insultos racistas contra el delantero, quien vio la tarjeta roja por doble amarilla luego de que el árbitro del compromiso considerara que su festejo fue para provocar a los fanáticos.

“No se pueden aceptar los actos racistas que han tenido a Lukaku como objetivo por parte de los aficionados de la Juve. Romelu marcó de penalti en el descuento. Antes, durante y después de que lo sometieran a insultos racistas hostiles y repugnantes”, consigna el comunicado de Roc Nation Sports International, agencia que representa al atacante.

En ese sentido, agregaron que “Romelu merece una disculpa de la Juventus, y esperamos que LaLega condene de inmediato el comportamiento de este grupo de fanáticos de la Juventus. Las autoridades italianas deben aprovechar esta oportunidad para contrarrestar el racismo, en lugar de castigar a la víctima”.

El 1-1 entre Juventus e Inter de Milán:

La Juventus ya tomó manos a la obra al respecto y en sus redes confirmaron que están trabajando para identificar a los responsables de los insultos racistas. “Juventus Football Club, como siempre, colabora con la policía para identificar a los responsables de los gestos y gritos racistas ocurridos anoche. También en este caso, se aplicará el "Código de Aprobación" a los responsables”, publicaron en su Twitter oficial.

Habrá que ver si con esto Romelu Lukaku recibe una especie “perdón” para poder estar en la vuelta de esta semifinal de la Copa Italia, programada para el próximo miércoles 26 de abril a las 15:00 (hora chilena) en el San Siro.