Joaquín Montecinos sigue sumando confianza en Tijuana y en la noche del domingo tuvo la oportunidad de ser titular por segunda vez frente a Santos Laguna. Lo más interesante es que el ex de Audax Italiano arrancó el compromiso como centrodelantero de su equipo que terminó cayendo 4-0.

Fue la primera vez que el chileno visitaba Torreón como futbolista profesional pero la ciudad es una que ya conoce de sus primeros años de vida, pues por allí pasó su padre, Cristián Montecinos, que en su momento defendió la camiseta de los laguneros teniendo mucho éxito con la institución.

El Pelao arribó a los blanquiverdes luego de su buen andar en Colombia con Junior de Barranquilla y Deportes Tolima para la temporada 1996-97 y su efecto fue inmediato pues terminaron siendo campeones del primer torneo corto que disputaron. Fueron cinco goles los que terminó sumando en 37 juegos en el club.

Ya en el partido, Tijuana comenzó con más peligro y fue Montecinos uno de los que más se hizo notar con distintas apariciones dentro del área, teniendo una buena oportunidad pero su disparo de primera se fue por un lado del arco de los locales que luego terminarían imponiéndose con claridad.

Cerca del primer tiempo, Santos logró abrir el marcador por medio de Fernando Gorriarán y ya para el complemento los tantos de Harol Preciado por duplicado y Leandro Suárez sentenciaron la goleada contra los de Montecinos, quien salió al 73' en un partido con un sabor especial a nivel familiar.