Colo Colo fue protagonista en la primera parte del Consejo de Presidentes que resolvió dar vuelta la situación en torno a los extranjeros permitidos en las bases. Pero no porque fuera uno de los cuatro clubes que se dieron vuelta en la elección, que terminó con la deposición del paro convocado por el Sifup.

“Explicaron las bases del registro nacional de hinchas”, contó Pablo Hoffmann, el presidente de O’Higgins, una vez finalizado el Consejo. En esa instancia, la presentación estuvo a cargo de Felipe de Pablo, el gerente de operaciones de la ANFP. Fue él quien confirmó, después de una intervención de Victoriano Cerda, que la regencia de los albos se opuso a la obligatoriedad de la medida para la inconclusa Supercopa.

Aquel panorama provocará un inconveniente en la investigación. La fiscalía incautó todas las imágenes que se tenía. Pero como el registro fue menor, estiman que no se podrá hacer el contraste completo del material a disposición cuando se solicite ese trabajo.

Eso tenía un porqué. Y Alejandro Paul entregó los argumentos que llevaron a la plana mayor de Blanco y Negro a decidir por esa opción. El gerente general de la concesionaria arguyó que aceptar la obligatoriedad en el registro representaría un comportamiento discriminatorio en contra de la barra de Colo Colo.

Argumentó también que durante los últimos cinco partidos oficiales que el Cacique jugó en el estadio Monumental, el comportamiento de la Garra Blanca fue bueno. Que por eso mismo, al menos para el primer cotejo por los puntos de la temporada 2024, ByN votó en contra de esa medida.

Colo Colo se defiende ante el Consejo de Presidentes por rechazar el registro obligatorio de hinchas para la Supercopa

Colo Colo tuvo que dar explicaciones ante el Consejo de Presidentes a raíz de lo ocurrido en la Supercopa. Serios incidentes en el sector norte del Estadio Nacional llevaron a la suspensión del partido cuando quedaban 14 minutos para cumplir el tiempo regular.

Los albos vencían por 2-0 a Huachipato gracias a un gol de Carlos Palacios y otro de Arturo Vidal, aunque eso pasó a segundo plano. Los desmanes en el recinto fueron avaluados en casi 103 millones de pesos. Hubo dos tablones destruidos del Memorial de los Derechos Humanos que se conserva en el recinto ñuñoíno.

Eso sí, una vez decidida la suspensión, Alfredo Stöhwing se apresuró en oponerse a un castigo para los albos por lo ocurrido. “No estuvimos a cargo de la organización ni conocemos los controles que se hicieron”, expresó el presidente de Blanco y Negro por la tarde del domingo 11 de febrero.

Pero en rigor sí sabían de las medidas de seguridad que se pondrían en marcha para la realización del encuentro. Hasta se opusieron a una de ellas. RedGol se contactó con Alejandro Paul, quien comentó que “esto se había hecho mediante algunas pruebas por parte de la ANFP. Nos parecía inadecuado hacerlo obligatorio en un partido para 40 mil personas (N. de la R: el aforo fue de 32 mil espectadores) en el que Colo Colo lleva la mayor parte. A Huachipato le da lo mismo porque contemplaba un aforo más reducido con sus hinchas”.

La palabra de la ANFP

En la ANFP, consultada sobre esta situación, aseguraron desconocer un emplazamiento a Colo Colo en el Consejo y que lo manifestado por Colo Colo a través de Alejandro Paul, ocurrió en la planificación del partido. Al no ser ley, la identificación facial en el registro nacional de hinchas de los asistentes a los estadios por ahora es una opción voluntaria.

¡Sigue el grupo de WhatsApp de Redgol y encuéntranos también en Google News!