Colo Colo sumó su primera derrota en esta Copa Libertadores tras caer 2-0 ante Boca Juniors. A pesar de hacer un buen partido en el Estadio Monumental, el Cacique no pudo celebrar. Eso sí, fueron dos minutos del terror, protagonizados por Maximiliano Falcón y Carlos Palacios, lo que los condenó. Así, Rodrigo Herrera sacó la voz al respecto.

El periodista deportivo aprovechó su espacio en el programa RedGol en La Clave para analizar el encuentro, donde detalla que la chambonada del Peluca, que perdió infantilmente la pelota ante la presión de Luis Vázquez y terminó en gol de Sebastián Villa, en el fútbol chileno podría haber sido cobrada como falta, aunque la verdad estuvo lejos de serlo.

"Falcón espera que le cobren falta, en Chile quizás la cobran"

"No fue un buen día miércoles, tampoco fue un buen resultado para Colo Colo. Lo decíamos ayer, queríamos que en la cancha del Monumental se viera un partido al menos competitivo, con la posibilidad de un Colo Colo que se atreviera, independientemente de las formas, a pelearle palmo a palmo a Boca Juniors la posibilidad de una victoria, entendiendo que esta Copa Libertadores se construye a partir de los triunfos de local", disparó de entrada.

Tras eso, detalla que "la verdad es que lo vimos durante los primeros 45 minutos, creo que todos, incluso los argentinos que uno revisaba la prensa y estaban gratamente sorprendidos con el nivel de Colo Colo, con la manera en que ahogaba la salida de Boca Juniors y las ocasiones que se creaba".

"Fue, pese a que terminó derrotado 0 a 1 en los primeros 45 minutos, un buen partido de Colo Colo, muy por encima de lo que muestra en la competencia local. Pero luego, claro, los problemas son los que se evidencian en nuestra liga. No pudo sostener esa misma presión, hay un tema también emocional a partir del gol de Boca cuando no lo merecía y, luego, los errores de siempre", añadió para después hablar del zaguero uruguayo.

"La situación de Falcón, que yo creo que él esperaba que le cobraran falta en la acción de Vázquez y acá en Chile tal vez se la cobran, pero en la arena internacional es otra cosa", lanzó al respecto. Sin embargo, no fue todo.

"Luego viene la niñería de Palacios, que le da un patadón a un jugador de Boca y termina correctamente expulsado tras la falta por detrás a Barco. Ahí no supo sostener desde la solidez mental lo que era la necesidad del partido. Carlos Palacios y la frustración lo llevó a cometer un error infantil, que no es propio de un jugador que pretende estar en nuestra selección", añade.

"Entonces, la conclusión que sacamos es que más allá que lo intentemos, la Copa Libertadores es otra liga, es otro nivel, son cuatro o cinco peldaños por encima del fútbol local, y ahí no se perdona. Tú te equivocas y el equipo rival, bueno, la va a cobrar, si no eres capaz de sostener un rendimiento el equipo rival te va a hacer daño, sobre todo cuando se trata de los grandes del continente", complementó.

Para cerrar, destaca que "Colo Colo, ojo, mantiene viva la llama de la clasificación, todavía es probable que pueda clasificar en el segundo lugar o terminar en Copa Sudamericana, es una realidad. Colo Colo es más que Monagas y creo que más que Pereira".

"Sin embargo, nos queda la confirmación de que para pelear con equipos importantes, gigantes del continente, independientemente de que vengan en un mal momento, porque este Boca no era la mejor expresión xeneize ni siquiera de los últimos cinco años. Nos queda un camino muy largo todavía, nos falta en todo sentido, en fútbol, en lo psicológico y en lo actitudinal", concluyó.