Rodrigo Herrera se refirió a la triste noche que vivió Colo Colo en Copa Libertadores. Claro, el Cacique venció a Monagas de Venezuela por 1-0 en la segunda fecha del Grupo F y sumó sus primeros tres puntos, pero la fiesta se vio empañada, una vez más, por los mal llamados hinchas con su siempre indeseable aparición.

El periodista deportivo alzó la voz en RedGol en La Clave y contó detalles del horroroso show que se vivió en las galerías del Estadio Monumental y que fue protagonizado por los tontitos de siempre. Y tan desalmados son estos delincuentes disfrazados de fanáticos que hasta robaron una muleta para ponerse a pelear. De no creer.

 

"Le robaron la muleta a un discapacitado para pelear"

"No sé si comenzar con las buenas, o con las malas noticias. Lo positivo ciertamente fue la victoria de Colo Colo en el día de su aniversario, en un partido que tampoco fue perfecto pero lo importante en la Copa siempre va a ser ganar de local. Ahora bien, una vez más el fútbol no fue el único protagonista, lamentablemente", disparó de entrada Herrera.

Tras eso, destaca que "ante un estadio que era casi exclusivamente colocolino, se produjeron incidentes tanto en galerías como en la Tribuna Cordillera. Peleas intestinas entre distintas facciones de la Garra Blanca que incluso se extendieron luego a la calle por Avenida Marathon y Departamental, e hicieron que muchas familias que fueron a ver este partido se fueran antes del estadio".

Y después viene lo peor. "Fíjense que hay testimonios y videos de una persona en situación de discapacidad a la cual le quitaron la muleta para pelear, y lo más probable es que a partir de esos incidentes el Estadio Monumental sea castigado".

Así, Rod Herrera recuerda que la Ruca "ya ha sido castigado antes, y ha pasado también con otros recintos los receptores de castigos, y da la impresión de que ante Boca es muy probable que se juegue sin público".

"La responsabilidad de estos inadaptados que están destruyendo al fútbol, y no solo al nacional sino que ahora también descuidan aspectos fundamentales de lo relevante que es la localía para un equipo chileno en el plano internacional, de lo lindo que es jugar con un estadio lleno ante Boca", añade.

Además, el comunicador lanza que "no son todos barristas, había ahí colocolinos de corazón, abuelos, mamás y niños que se sintieron absolutamente violentados por este actuar donde la policía, claro, puede ayudar a controlar, pero cuando son episodios tan reiterativos la verdad es que cuesta mucho y ocurre en distintos lugares del estadio. Una vergüenza".

"La solución, la verdad, parece ser una intervención más profunda. La real, la que implique un cambio, requiere de reformas estructurales de un gobierno que lamentablemente pretendía hacer cambios y hasta el minuto no se ha visto nada, ni de Estadio Seguro ni tampoco en ese proyecto acerca del hincha participativo", complementa.

 

Para cerrar, sufre que "es lamentable, porque acá paga el club, pagan los buenos hinchas y paga la posibilidad de que Colo Colo pueda seguir avanzando en esta Copa Libertadores porque es muy distinto jugar a estadio lleno que a estadio vacío, y Colo Colo lo sabe. El año pasado en el duelo con Fortaleza, ese donde quedó eliminado en el propio Monumental.