La Roja tuvo un hombre más que Paraguay durante casi un tiempo, pero no pudo aprovecharlo para ganar en un partido que sólo genera más dudas en torno al proceso que encabeza Eduardo Berizzo. El empate sin goles deja a Chile con la obligación de sumar un punto en la complicada visita a Ecuador.

Brayan Cortés: Salvó un tiro libre potentísimo de Matías Rojas que bien pudo ser el 1-0 de Paraguay en los 24′. Un remate desde la mitad de cancha en los 50′ recordó que el Indio seguía en el campo. Respondió bien en los 90’+1 a un remate peligroso de Ramón Sosa.

Paulo Díaz: Jugó de lateral y rescató una bola que casi termina en el 1-0 de Chile. Tras un fallo técnico al comienzo, subió su precisión con la pelota. En la segunda parte, con la ventaja numérica, casi no tuvo zozobras en defensa. Fue sustituido por Loyola en los 77′.

Guillermo Maripán: Mostró problemas en la salida del balón al inicio. Se ganó tarjeta amarilla por una fuerte infracción en contra de Diego Gómez, aunque contra él mismo hizo un gran cruce en los 59′. También le puso candado a un rápido pique de Ramón Sosa y algo inquietó, pero con un débil frentazo en los 83′.

Gary Medel: Ganó el primer balón que disputó con Gabriel Ávalos. Cuando tuvo que iniciar el juego, le costó proveer la pelota con limpieza. Con Paraguay echado atrás, intentó pasar al campo rival para colaborar en ataque.

Gabriel Suazo: Su primera aparición ofensiva, tras un gran pase de Sánchez, terminó con un centro rasante muy peligroso en los 35′. Despierto para corregir un despiste de Brereton que terminó con la expulsión de Robert Rojas por una falta que le hizo honor a su apodo: Sicario. Soltó amarras en el complemento y fue más al ataque.

El mediocampo de la Roja ante Paraguay:

La Roja no pudo imponer sus términos ante Paraguay en la zona media y por eso mismo, Eduardo Berizzo modificó un volante, pues costó progresar por aquel lugar ante el rival muy echado atrás luego de la tarjeta roja.

Erick Pulgar: Fue el autor del primer remate chileno al pórtico, aunque no complicó a Carlos Coronel. Cuando se animó a filtrar pases generó problemas a la Albirroja. Preciso para relevar en la última línea cuando fue necesario, como un quite a Ávalos en los 33′. Cerró en buen nivel la primera etapa. Casi anota un golazo en los 69′ con un potentísimo disparo.

Rodrigo Echeverría: Complicó al romper líneas y provocó el primer tiro libre para Chile cargado al costado derecho. En los 29′ quedó en zona de remate tras un buen pase de Pulgar, pero eligió el pase a Pizarro. No tuvo mucha precisión y salió en la hora de partido.

Alexis Sánchez: Falló en sus primeras dos intervenciones. Se animó a buscar a Damián Pizarro al espacio libre cuando pudo. Le costó escabullirse de Villasanti y Cubas, pero generó varios fouls en esos duelos. Cuando activó los pases entre líneas creció el peligro chileno. Un derechazo en los 48′ complicó a Coronel, pero conforme avanzó el juego, su aporte se diluyó.

El ataque de la Roja ante Paraguay:

Víctor Dávila: Tendía a centralizarse y provocó buenas sociedades con Sánchez y Echeverría. Desaprovechó una opción de remate con espacio por un zurdazo desviado en la media hora de juego. Mostró compromiso para colaborar en faceta defensiva, pero careció de precisión para desnivelar. Salió en los 78′.

Damián Pizarro: En los 10′ intervino por primera vez y dejó claro que podía ser una molestia para Omar Alderete. Se juntó bien con Dávila y picó siempre a la espalda de ambos centrales, pero no tuvo ninguna ocasión para definir. Terminó exhausto.

Ben Brereton: Incómodo al recibir de espalda al arco rival y con algunas falencias técnicas, pero se las ingenió para tener la primera ocasión clara, aunque desvió su cabezazo. Si bien intentó por la banda izquierda quedó en evidencia que no vive su mejor momento. La última pelota que tocó fue un remate desviadísimo.

Los sustitutos de Berizzo no ayudan a desnivelar

Eduardo Berizzo: Con la ventaja numérica no se animó a sacar un defensa para poner un hombre más en ofensiva. La apuesta que hizo fue repetir una exitosa sociedad de los Juegos Panamericanos, pero sin éxito en un nivel evidentemente superior a ese. Sólo sumó cuestionamientos a su gestión, a la que él mismo le puso punto final tras el partido.

Alexander Aravena: Ocupó el lugar de Brereton e insistió en la sociedad con Suazo por la banda izquierda. Se hizo notar ante Juan Cáceres, quien lo bajó en los 70′. Creó más peligro que el “22”, sobre todo con un giro espectacular dentro del área. Pero no pudo romper el cero, pues el meta Coronel estuvo rápido en el achique.

Felipe Méndez: Reemplazó a Echeverría y le costó meterse a participar en la circulación de la pelota, aunque lo logró cuando se cargó al sector izquierdo, pero se ganó la expulsión a Cubas en los 89′.

Maximiliano Guerrero: Ingresó por Dávila y se ubicó en el sector derecho. Su entrada se hizo notar con un lanzamiento de esquina que generó a tres minutos del final.

Felipe Loyola: Con su ingreso y el de Maxi, Berizzo quiso replicar la sociedad de los Juegos Panamericanos, pero en el descuelgue que tuvo, mandó un centro por detrás de la portería.

¡Sigue el grupo de WhatsApp de Redgol y encuéntranos también en Google News!