Se cumple una semana de la intempestiva salida de la concentración de la selección chilena del delantero Robbie Robinson, que se bajó del partido frente a Brasil y retornó a Estados Unidos.

Hubo varias versiones respecto a lo sucedido, pero lo claro es que el atacante del Inter de Miami no soportó la presión de la triple fecha de eliminatorias y se replanteó su decisión de defender a la Roja de todos.

Este miércoles El Mercurio agrega un nuevo capítulo a esta historia y es que Robinson nunca firmó un documento donde renunciaba expresamente a la selección de Estados Unidos, por lo que perfectamente podría en un futuro próximo jugar ahí.

De acuerdo a la publicación, el futbolista sí puso la firma en una autorización bajo FIFA Players Status, con lo que estaba en su derecho de elegir a qué equipo nacional defender.

Como Robinson no actuó por Chile y tampoco firmó una renuncia a la selección de Estados Unidos, está totalmente habilitado para ponerse la camiseta norteamericana.