Luego de más de un mes de espera, Chile por fin conoce a sus rivales en la fase de grupos de las Finals de Copa Davis. El equipo capitanedo por Nicolás Massú consiguió su boleto en febrero pasado, luego de superar en La Serena a Kazajistán y ahora se verá las caras contra Italia, Canadá y Suecia en un grupo que se disputará en Bologna.

Un difícil sorteo que, sin embargo, no achica al equipo chileno. Nico Massú ya mostró las garras y destacó que irán por la clasificación. Y ahora, Nico Jarry, tenista número uno de Chile asumió el desafío con mucha ilusión.

“Estoy contento de saber dónde vamos a jugar y contra quién. Va a ser una experiencia tremenda para nosotros, tengo muchas ganas de ir a Bologna a jugar. Van a ser partidos y series muy disputadas”, expresó el flamante campeón del Chile Open.

“Yo creo que ninguno de los otros tres países van a querer jugar contra nosotros. Espero que lleguemos con equipo completo, todos saludables y jugando un muy buen tenis. Después va a quedar llegar a la cancha, salir, competir y dejarlo todo, que es lo que mejor sabemos hacer”, manifestó Jarry.

“Creo que a cualquiera se le puede ganar si es que uno está bien y hace las cosas de buena forma. Esa será nuestra mira y espero que sea una linda semana”, agregó.

Vale recordar que el nieto de Jaime Fillol logró este año meterse otra vez en el grupo de los 100 mejores del mundo, luego de años intentando volver a la elite, un par de semanas de ensueño, en Rio de Janeiro y luego en Santiago le permitieron volver a los 60 mejores del mundo.

Además, Jarry estará acompañado en Italia por Cristian Garín, que también alcanzó buenas semanas en Miami e Indian Wells. En ambos torneos, desde la qualy, pudo ganar varios partidos y luego de salir de los 100 mejores del mundo, ahora quedará 75 en el mundo el próximo lunes.