El mundo del tenis se deleita hace algunos días con el desarrollo de uno de los eventos más esperados del año: Wimbledon. Y con eso, los fanáticos de la disciplina siguen atentos el día a día de sus figuras favoritas en el torneo inglés de césped, entre las cuales destaca el chileno Cristian Garin, y son varios los que están pendientes de Carlos Alcaraz.

Con tan solo 19 años ya es número 7 del mundo y en casi todas las competencias en las que ha participado se ha lucido, destacando la final del Masters 1.000 de Madrid donde derrotó a Alexander Zverev en la gran final, y ahora ha tenido una notable participación en el tercer Grand Slam del año.

En primera ronda venció al alemán Jan-Lennard Struff, en segunda al neerlandés Tallon Griekspoor y ahora en tercera ronda al germano Oscar Otte. Solo 1 hora con 38 minutos le bastaron a Carlitos para pasarle por encima a su rival y ganar por 6-3, 6-1 y 6-2, con lo que se metió entre los 16 mejores, pero no es todo.

El diestro oriundo de El Palmar no solo avanzó, sino que además celebró un nuevo récord para su carrera.

Esto porque tras vencer a Oscar Otte en tres seguidos en menos de dos horas, Carlos Alcaraz se convirtió en el jugador más joven en meterse en los octavos de final de Wimbledon en 11 años, por lo que a sus 19 continúa batiendo récords en su corta pero explosiva carrera.

Ahora, Carlos Alcaraz se enfocará en su próximo desafío. Este domingo 3 de julio, el español de 19 años se medirá ante el italiano Jannik Sinner con la intención de seguir avanzando y agrendo nuevos registros históricos a su carrera, libro que tiene muchísimas páginas por escribir todavía.