No fue del Real Madrid y, después de este miércoles, tampoco será del Barcelona. La Copa del Rey, mítica competencia española, tiene a los dos grandes equipos de ese país eliminados, luego de la caída culé en los cuartos de final ante el Athletic de Bilbao.

Parecía que esta iba a ser el premio alternativo del Barcelona, considerando los ocho puntos de diferencia que separan al cuadro catalán del Girona, actual puntero del campeonato.

A eso se sumaba la eliminación del Real Madrid a manos del archirrival de su ciudad, el Atlético, en un partido en el que los colchoneros consiguieron tomar venganza de los merengues.

Pero, el Athletic también tiene mucho que decir en cada una de las competencias de la actual temporada. Quintos en la tabla de la Liga española, los vascos tienen un equipo competitivo que resultó ser la criptonita del súper equipo culé.

Las acciones

El duelo cumplió. Seis goles en 120 minutos, algo que cualquier hincha neutro disfruta. Otra cosa es cuando se cae en una prórroga. Sin dudas, un balde de agua fría para el Barcelona.

Ni un minuto había pasado cuando Gorka Guruzeta puso el primero del partido para el Athletic. Un sinfín de rebotes y errores defensivos en el área del Barcelona permitieron que el jugador del Athletic terminara mandándola al fondo de las redes (1′).

Pero, la defensa vasca también regaló goles. El empate del Barcelona vino tras un despeje pésimo de la retaguardia del Athletic, que rebotó en Lewandowski y se metió por el medio de la portería (26′).

El Barcelona pasó a estar en ventaja gracias a un golazo de Lamine Yamal (32′). El jugador con 16 años se comienza a transformar en una importante figura y promesa en el cuadro de Xavi.

Pese a ello, recién comenzado el segundo tiempo, Oihan Sancet puso el empate de cabeza (48′), marcador que se mantuvo hasta el final del complemento.

Tiempo extra

En el tiempo agregado de quince minutos por cada lado, el elenco vasco hizo de las suyas, gracias a una doble oportunidad de Iñaki Williams, que primero la estrelló en el palo, pero que luego le quedó el rebote a boca de arco, por lo que no fue difícil embocarla (105+2′).

Nico Williams, el hermano español del que decidió jugar por Ghana, la agarró de tres dedos y puso el último tanto con el que el cuadro vasco terminó eliminando al Barcelona (120+1′).

Al Athletic Club clasificó a las semifinales de la competencia, en las que se cruzará ante la Real Sociedad, que venció por 2-1 al Celta de Vigo. Este jueves se define el último semifinalista, entre el Atlético Madrid y el Sevilla (17.00 horas)

Sigue todas las noticias del deporte nacional, internacional y las tendencias en nuestro país en los canales de difusión de RedGol. Puedes hacerlo en WhatsApp o Google News.