La madrugada de este jueves el conflicto entre Rusia y Ucrania alcanzó su punto más álgido, por lo que la realización de la final de la UEFA Champions League, a disputarse en San Petersburgo, corre peligro.

Hace algunas horas el presidente ruso Vladimir Putin anunció una operación militar en la región del Donbass, invadiendo territorio ucraniano e iniciando el conflicto armado que el mundo venía temiendo hace semanas.

Obviamente el mundo del deporte no ha estado exento de la crisis entre ambos países, y además de la preocupación por los futbolistas atrapados en Kiev, hoy se sumó la inquietud de qué sucederá con la final de la Liga de Campeones.

“Con respecto a la final de la UEFA Champions League de 2022 en San Petersburgo, nos gustaría informar que la UEFA está monitoreando de cerca la situación y que cualquier decisión se tomará a su debido tiempo si es necesario. La UEFA no tiene más comentarios que hacer en este momento”, dijo un portavoz de la UEFA a CNN hace dos días.

Lamentablemente, y tras la invasión rusa en el este de Ucrania, la situación parece insostenible, y la realización del evento deportivo programado para el 28 de mayo parece una utopía.

En ese contexto un grupo de 60 diputados del Parlamento Europeo alzaron la voz y pidieron formalmente al presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, cambiar la sede de la final de la Champions League.

"La UEFA debe actuar ya y no puede seguir siendo una plataforma y dando legitimidad a este régimen", aseguraron.

Por otro lado, la FSE, denominada como la voz democrática de los aficionados europeos, también se sumó a la petición de sacarel partido de San Petersburgo. "En este trágico día, nuestros pensamientos están con todos en Ucrania, nuestros amigos, colegas, miembros y sus seres queridos".

"Dado el desarrollo de los acontecimientos, esperamos un anuncio inminente de la UEFA sobre la reubicación de la final de la Liga de Campeones de San Petersburgo", lanzaron.

Por lo pronto FIFA y UEFA están evaluando qué sucederá con el macro evento deportivo que se avecina, y se espera que ante la escalada del conflicto armado entre rusos y ucranianos no tarden en tomar y anunciar una decisión.