La fecha FIFA suele ser un dolor de cabeza para muchos clubes pues sus jugadores se exponen a problemas físicas en medio de los partidos con selecciones nacionales y uno de los que más está sufriendo es Barcelona, pues ya empieza a sufrir las consecuencias de esta jornada previa al Mundial de Qatar 2022.

Tras los primeros compromisos ya son cinco futbolistas del cuadro culé que tuvieron problemas físicos siendo el más notable el de Jules Koundé, quien en el duelo entre Francia y Austria por la UEFA Nations League solo estuvo en cancha por 23 minutos cuando pidió el cambio. Este viernes llegó a Cataluña cogeando y se estima, por los primeros reportes, que esté tres semanas afuera.

En la zaga también hay otra preocupación con Ronald Araújo pues a los 40 segundos del duelo de Uruguay frente a Irán sintió una molestia y pidió un cambio. El galo y el charrúa son parte fundamental de la lína defensiva de Xavi Hernández pues además de ser centrales de garantía, han sido reconvertidos en varias ocasiones a laterales derechos.

En la jornada del jueves, también por la Nations League estuvo el duelo entre Polonia y Países Bajos con victoria neerlandesa por 2-0. De los tres blaugranas en cancha, dos tuvieron problemas musculares: Frenkie De Jong se marchó en entretiempo y Memphis Depay salió al 52'. Robert Lewandowski no tuvo inconvenientes.

A todos ellos se suma Ousmane Dembélé, quien a pesar de sus problemas físicos, siempre tiene encima la sombra de las lesiones. Al ingresar por Francia ante Austria se pudo notar una sobrecarga muscular pero, al parecer, no es nada preocupante y podrá jugar el domingo ante Dinamarca.

Barcelona sigue muy de cerca todos los casos pues tiene por delante una parte fundamental del calendario. En los primeros 16 días de octubre tendrá los dos partidos de Champions League ante el Inter de Milán, sin margen de error al perder con Bayern Múnich, y el 16 visitará a Real Madrid en El Clásico.