El Betis está rompiendo todos los récords. El conjunto que dirige Manuel Pellegrini está rompiendo el cerco de los grandes de España y marcha tercero en La Liga, con un registro de ocho victorias, un empate y una derrota en los últimos diez partidos.

Con estos números, el cuadro del Ingeniero se empina hasta el tercer lugar y, de momento, amenaza con dejar fuera de la próxima Champions League al Barcelona o el Atlético de Madrid. Y más encima, tiene la segunda mejor ofensiva de la temporada.

Por eso, en la avenida de La Palmera ya comenzaron a diseñar la plantilla para la próxima campaña, en la que el Betis espera volver a jugar el principal torneo europeo de clubes después de 16 años. Y el primer nombre está absolutamente confirmado.

Se trata del defensor central Luiz Felipe, que fichó a los 19 años con la Lazio y defendió a la selección de Brasil a nivel olímpico, pero hoy cuenta con la invitación para nacionalizarse italiano y saltar a la Squadra Azzurra a nivel absoluto.

El jugador terminará su contrato de cinco años con el elenco romano en junio, y pese a que Pellegrini ya había pujado por el zaguero en el mercado anterior, no hubo acuerdo. Una buena noticia para Luiz Felipe, que ahora llegará con trato de estrella al conjunto verdiblanco.

El defensor cobrará una prima de cuatro millones de euros por estampar la firma en el conjunto andaluz, con un contrato hasta 2026 y 2,5 millones por temporada, a la altura de Borja Iglesias, Sergio Canales, Marc Bartra o Cristian Tello y sólo superado por Nabil Fekir.

Muy de la cuerda del Ingeniero, Luiz Felipe se caracteriza por su salida limpia y la velocidad en el anticipo, rasgos importantes para una plantilla que cuenta con sólo cuatro defensores centrales nominales y esta temporada ha tenido que hacer frente a tres competencias.

Asi será el próximo jueves, cuando el elenco bético reciba a Zenit de Rusia desde las 17:00 horas, buscando el boleto a los octavos de final de la Europa League.