Una semana de dulce y agraz es la que está viviendo el Bayern Múnich en Alemania. El martes pasado quedaron eliminado de forma sorpresiva en la UEFA Champions League, pero este domingo se levantaron con un triunfo clave frente al Arminia.

Tras el empate 1-1 frente al Villarreal, que los dejó sin chances de alcanzar la orejona, los Bávaros se impusieron por 0-3 y quedaron a solo un triunfo de un nuevo título de Bundesliga. En un partido que inició con la suerte a su favor, el gigante alemán se quedó con tres puntos de oro para acercarse al trofeo.

Las cosas comenzaron favorables para el Bayern Múnich, ya que a los 10' minutos de juego encontró la apertura de la cuenta con un autogol. Un centro al área terminó con Jacob Barrett Laursen intentando despejar, pero finalmente metió el balón en arco propio e instaló el 0-1.

Con el marcador en su poder, los Bávaros comenzaron a desplegar su juego. Sin embargo, no sería hasta el final del primer tiempo que encontrarían el gol de la tranquilidad gracias a Serge Gnabry, que en el tiempo agregado se matriculó con el 0-2.

Tras un centro largo de Joshua Kimmich, el delantero entró solo al área y de primera sacó un remate que aumentó la diferencia. El VAR se metió en medio, acusando una posible posición de adelanto, pero todo estaba en regla y el tanto se validó.

Ya en el complemento, las cosas siguieron parejas con un Bayern Múnich como el gran protagonista dentro de la cancha. Pero no fue hasta el 84' que caería el tercer y último tanto. Jamal Musiala, que había ingresado a los 61', recibió la asistencia de Robert Lewandoski y finiquitó para el 0-3 que sentenció el partido, quedando a un paso de un hito.

 

A un triunfo del décimo título al hilo

Desde la temporada 2012/13 que el Bayern Múnich es el dueño absoluto de la Bundesliga. Los Bávaros han conseguido ganar nueve títulos seguidos hasta ahora y la próxima semana podrían sumar el décimo si es que logran el triunfo.

Con 72 puntos, hoy son líderes de la tabla de posiciones y le sacan 11 puntos de ventaja al Borussia Dortmund (63). Y es precisamente frente al BVB que tendrán la posibilidad de coronarse campeones, ya que restan solo cuatro fechas por delante (12 unidades en disputa).

Es por ello que lo que ocurra el próximo sábado desde las 12:30 será vital para saber si lograrán coronarse como campeones. El Bayern Múnich tiene todo a favor, ya que será local en un partido clave, pero en frente tendrá un equipo que sabe darle pelea hasta el final.

En caso de no lograr los tres puntos, los Bávaros tendrán que jugarse el título en los tres partidos restantes. Mainz 05, Stuttgart y Wolfsburgo esperan en el cierre de la Bundesliga, aunque todo apunta a una celebración anticipada.