Colo Colo subió del infierno al cielo en apenas siete meses. Los albos pasaron de luchar por no descender por primera vez en su historia a pelear por los títulos del Campeonato Nacional y Copa Chile, en una transición casi sin precedentes en el fútbol chileno.

Los comandados por Gustavo Quinteros dejaron en el camino a Unión Española por un global de 7-2 en semifinales para instalarse en la gran definición de uno de los principales torneos de copa del país.

De esta manera, el Cacique luchará por quedarse con la corona del certamen este sábado 4 de septiembre a las 16:30 horas ante Everton, que logró dejar en el camino a Esteban Paredes y Coquimbo Unido.

La ansiada final de Copa Chile se disputará en el estadio Fiscal de Talca, escenario que sin duda trae fuertes recuerdos para los albos, ya que es el mismo escenario en que hace siete meses zafaron del descenso.

Fue precisamente el 17 de febrero de este año cuando Colo Colo llegó con el alma en un hilo al recinto de la Región del Maule para enfrentar a Universidad de Concepción, en su intento final por salvar la categoría.

Los albos lograron la hazaña gracias a un golazo de Pablo Solari a los 19' de partido, logrando un triunfo por la cuenta mínima y salvándose del descenso, en un día que quedará por siempre en la memoria.

Mañana, a casi siete meses de aquel día, los albos deberán regresar al Fiscal de Talca, pero esta vez sin la presión ni la angustia de mantenerse en primera, sino con el aliciente de ir por la corona de Copa Chile. Poético.

Colo Colo y Everton de Viña del Mar jugarán la final este sábado a las 16:30 horas, y puedes revisar aquí cómo y dónde seguir en vivo el encuentro.