La violencia que se vivió en la Supercopa entre Colo Colo y Huachipato sigue repercutiendo en el fútbol chileno. Y Ricardo Gareca no se quiso quedar ajeno a opinar respecto a este asunto de seguridad en los estadios.

El Tigre, en entrevista con CNN, aseguró que el asunto trasciende a Chile porque es a nivel regional. “En general es un problema sudamericano, no es algo de Chile. Y ojalá pueda erradicarse, con medidas drásticas. Es la única manera de erradicarlas”, sostuvo.

Indicó además que “no pongo en duda que hay una intención positiva, seguro quieren resolverlo, pero es tan difícil porque va mucha multitud”.

Sorprendido con las barras chilenas

Ricardo Gareca no esperaba que los elencos en Chile tuvieran tanta popularidad y en los partidos que presenció en los estadios quedó sorprendido con las hinchadas.

“Me llamó la atención cómo gritan. Vi a Colo Colo, a la Católica, a la U. La pasión con la que viven las hinchadas, eso es algo muy bueno”, confesó.

Por eso es que cree que las decisiones de Estadio Seguro y la Delegación Presidencial de reducir aforos es errada. “La solución no es limitar a la gente para que vaya a la cancha. Tendrán que controlar que no haya disturbios. Pero es bárbaro cómo gritan en la cancha, es una estimulación permanente para el equipo. Es vital para un resultado”, confesó.

Sobre el orden que debe haber en los encuentros, contó que “de eso que se encargue la seguridad, que se involucre el Estado, el gobierno, que sea un tema nacional para que sea un espectáculo. Evidentemente es algo maravilloso”.

Finalizó el asunto sosteniendo que “como gritan es espectacular, eso lo imaginaba en la selección. Es un plus extra, que la gente vaya masivamente a apoyarnos, que vaya la familia”.