Aunque hoy vive una vida más alejada del ruido de la capital y cultiva su amor por las comunicaciones en radio Dulce de La Ligua, Juan Carlos Villalta ve con preocupación la crisis en la prensa deportiva tras las renuncias de Juan Cristóbal Guarello y Luka Tudor al programa Los Tenores de radio ADN. El Caco es bien claro a la hora de repartir responsabilidades.

En diálogo con Redgol, el ex comentarista de CDF y radio Agricultura asegura en el caso de Guarello, "más que hablar de viudos o viudas habría que hablar más de sus partidarios o detractores. Él es un periodista universitario y destacado, valiente, que ha ejercido en distintos medios de comunicación", puntualiza.

Sobre Tudor existe otra apreciación. "Luka Tudor es un ex jugador de fútbol, que por razones de contacto y amistad accede a los medios de comunicación. Y ya no sólo comenta fútbol, si no que también comenta acontecimientos que se relacionan con el deporte en general", advierte el comunicador en diálogo con Redgol desde Papudo.

Villalta también es abogado, y cree que el ex futbolista traspasa límites con su papel en los medios de comuncación, "dándose una categoría que no corresponde, porque según la legislación, les corresponde a aquellos que estudiaron periodismo en las universidades reconocidas en el Estado".

Por esto, aclara que "una cosa es comunicar lo que uno sabe de su ciencia, arte u oficio, léase Luka Tudor en relación al fútbol; y otra muy distinta es convertirse en un comentarista que casi ejerce labores de periodista".

La crítica de Caco Villalta a los ex futbolistas en medios
 

Después de cuatro décadas en medios de comunicación masivos, Juan Carlos Villalta reconoce que ha vivido momentos delicados. Y que el conflicto entre Juan Cristóba Guarello y Luka Tudor le trajo a la memoria un problema similar, vinculado al ejercicio del periodismo y el papel de los ex futbolistas.

"Frente a la disyuntiva del conflicto, aunque no conozco todos los detalles, sé de el entorno donde se produjo esto, porque yo también fui víctima de encontronazos de parte de propios compañeros de trabajo, lo cual me parecía inaceptable", reflexiona Caco.

"Y sobre todo, también vino de parte de un jugador de fútbol, y con la complicidad de seudoperiodistas, comentaristas, que no han estudiado periodismo, pero que han accedido a los medios de comunicación porque tienen la fuerza y la popularidad de un ex jugador, que nunca la va a tener el periodista porque no la anda buscando", puntualiza.

El conflicto entre Guarello y Tudor estalló hace una semana, durante una entrevista de Los Tenores al director deportivo nacional, Francis Cagigao. El invitado enfrentó duramente al periodista, desmintió informaciones y hasta lo trató de "mentiroso". Pero la sangre llegó al río después de que se revelara un audio de Whatsapp en el que Tudor adelantaba los planes de Cagigao.

“Lo ha tratado de fresco. El hueón (Cagigao) va el martes al programa y va con pruebas, lo va a destrozar al cu…, porque inventan hueás… Oh, qué desastre", dice Tudor en el audio.