Universidad de Chile derrotó por 1-0 a Audax Italiano, en el estreno de los azules en el Campeonato Nacional, en un compromiso disputado en el Estadio Nacional, ante casi 32.000 personas.

Un duelo donde se pudo ver la primera formación oficial del técnico Gustavo Álvarez, que le dio toda la confianza desde el primer minuto a Lucas Assadi, aunque en una posición que no es de su costumbre.

Casi como un puntero por izquierda, el talentoso volante formado en el Centro Deportivo Azul tuvo chispazos de su buen juego, lo que se fue opacando con el correr de los minutos.

Pese a que no tuvo un buen compromiso, finalizado el partido el joven jugador tuvo todo el respaldo de su entrenador, ante voces que pedían poder traer un jugador más para su posición.

Respaldo

Gustavo Álvarez fue alertado a una propuesta del gerente deportivo, Manuel Mayo, quien aseguró que todavía tenían la puerta abierta para un nuevo refuerzo, antes de la cuarta fecha del torneo.

“Si estamos hablando de la posición 10 confío muchísimo en Lucas Assadi”, comentó de inmediato el entrenador argentino, para no dejar dudas en su pensamiento.

En ese sentido, explicó que se fue apagando el volante por un fuerte golpe que recibió en el primer tiempo, lo que poco a poco lo fue sacando del partido hasta ser cambiado.

“Recibió un golpe en el primer tiempo, siguió jugando el segundo por amor propio, pero no estaba del todo bien. Pero mi respuesta es que confío mucho en Lucas”, precisó.

Toda la actualidad del fútbol chileno e internacional en la palma de tu mano. Sigue el grupo de WhatsApp de Redgol y encuéntranos también en Google News.