Este domingo el clásico universitario entre Universidad de Chile y Universidad Católica se suspendió debido a graves incidentes en las tribunas del Estadio Ester Roa Rebolledo de Concepción.

Desde el sector sur del estadio lanzaron bengalas y bombas de estruendo a la cancha, cayendo cerca del cuarto árbitro del partido.

Francisco Gilabert, referee principal, decidió interrumpir el encuentro, minutos antes de que se determinara la suspensión definitiva.

Las cámaras de televisión captaron a algunos de los encapuchados que lanzaron estos fuegos de artificios a la cancha.

En tanto que uno de los sujetos fue reducido por la propia hinchada y luego detenido por Carabineros.

Las fotos: