Un fuerte remezón despertó a Universidad Católica este viernes, luego de que uno de sus flamantes refuerzos, Yamil Asad, fuera detenido en Providencia tras protagonizar un accidente vehicular en estado de ebriedad.

El centrocampista de 27 estaba en pleno proceso de recuperación tras la dolencia que le afectó en su debut con el tetracampeón ante Curicó Unido, donde apenas alcanzó a jugar diez minutos.

Lamentablemente el Turco generó un duro golpe para la franja en la antesala del encuentro con Everton por la sexta jornada del Campeonato Nacional, saliendo a manejar ebrio y colisionando con otro auto.

Según el primer reporte de Carabineros, al momento de la detención en plena madrugada Asad registró 1.26 miligramos de alcohol por mililitro de sangre.

La información oficial también habla de que actualmente hay tres lesionados de diversa consideración constatando lesiones, por lo que el futbolista continúa bajo custodia a la espera de ser formalizado.

Vale recordar que esta no es la primera vez que el Turco se ve involucrado en un accidente de este tipo, ya que mientras militaba en Vélez Sarsfield, en 2017, chocó ebrio luego de salir de un pub bailable en el barrio porteño de Villa Devoto.

Universidad Católica aún no se ha referido al choque del jugador cruzado, pero se espera que cerca del mediodía el vigente campeón del fútbol chileno entregue un comunicado otorgando detalles y procedimientos a seguir.