Nicolás Jarry (35°) llegó hasta los octavos de final de Roland Garros, donde solo el número cuatro del mundo, el noruego Casper Ruud, pudo derrotarlo. Sin embargo, el tremendo nivel que mostró el tenista chileno en la primera semana del torneo francés da para ilusionarse y desde ya se lleva tarea para la casa.

Después de tres horas con 20 minutos de acción al máximo nivel, el Príncipe cayó por 7-6, 7-5 y 7-5 en la cancha Philippe Chatrier y estiró la mala racha que han tenido históricamente los representantes criollos que han jugado en el court central del Abierto de Francia. Así, esperamos que la próxima sea la vencida.

Nico Jarry fue el primer chileno en ver acción en la nueva Philippe Chatrier, que fue reconstruida en 2019, pero antes de él fueron 16 los tenistas nacionales que vieron acción en la popular pista del segundo Grand Slam del año.

La pista Philippe Chatrier fue construida en 1928 como la pieza central del Estadio Roland Garros, y en 1935 fue Ricardo Balbiers el primer chileno en jugar en ella. Tras una gran Copa Davis, Balbiers se metió como el sembrado 16 del torneo galo y además se convirtió en el primer nacional en instalarse en la ronda de los dieciséis mejores tras Anita Lizana. Ahí jugó en la cancha central, y cayó ante el estadounidense Frank Parker por 7-5, 6-2 y 6-2.

Otro caso es el del histórico Luis Ayala. “Lucho” jugó varios partidos en la mítica arcilla parisina, incluso una final de dobles mixtos que ganó en 1956 y tres semifinales (1958, 1959 y 1960). Sin duda la más recordada fue cuando comandó la llave entre Francia y Chile por Copa Davis, donde ganó su duelo ante Pierre Darmon en la pista central.

Patricio Rodríguez es otro histórico del tenis chileno, ya que posee el récord nacional de 16 presencias en Roland Garros. Patricio Cornejo y Jaime Fillol, el abuelo de Nico Jarry, también escribieron su historia con letras doradas.

Los dos grandes amigos jugaron la final de dobles del Abierto de Fancia en 1972, y cayeron 6-3, 8-6, 3-6 y 6-1 contra la dupla sudafricana compuesta por Bob Hewitt y Frew McMillan. Dos años después, Cornejo venció a Fillol en octavos y después perdió en cuartos ante Manuel Orantes, duelo jugado en la Philippe Chatrier.

Jaime Pinto, Belus Prajoux, Alejandro Piérola, Hans Gildemeister, Álvaro Fillol (tío de Nicolás Jarry), Pedro Rebolledo y Ricardo Acuña son otros nombres chilenos que vieron acción en la Philippe Chatrier.

Marcelo Ríos participó en Roland Garros por primera vez en 1994, y en su debut jugó de inmediato en la Philippe Chatrier. En aquella oportunidad jugó un gran duelo ante Pete Sampras, pero no le bastó para vencerlo. Cuando fue Top Ten, el Chino volvió varias veces a la Philippe Chatrier, y en 1998 y 1999 jugó los cuartos de final del certamen.

Fernando González se estrenó en la cancha principal de Roland Garros en 2003, donde venció a Jarkko Nieminen en octavos, y en cuartos cayó ante Juan Carlos Ferrero.

Mano de Piedra también supo de medirse con leyendas como Roger Federer y Marat Safin en la Philippe Chatrier, y en 2009 obtuvo su presentación más destacada. Es más, ganó tres partidos seguidos, ante Josselin Ouanna, Victor Hanescu y Andy Murray, en la pista central y cayó dramáticamente en semifinales ante Robin Soderling.

Finalmente está Nicolás Massú, quien en tercera ronda de 2006 se midió con Federer. El suizo arrancó con todo, pero el chileno dio pelea y casi fuerza un quinto set. Fue 6-1, 6-2, 6-7 y 7-5 en la Philippe Chatrier.