Tras exactos 400 días, Becky Lynch dejó de ser la campeona de RAW por un motivo muy especial: está embarazada y, por motivos lógicos, debió dejar su querido cinturón. 

“No es una noche común para mí. Estoy dividida entre la felicidad y la tristeza. Me tengo que marchar por un rato”, comentó la irlandesa en el comienzo de RAW de este lunes, donde salió con el maletín de Money in the Bank que ganó Asuka en la noche anterior y sin su correa

En eso salió la japonesa a reclamar lo que le pertenece cuando Becky la sorprendió. “La lucha de Money in the Bank m¿no era por ganar el maletín, era por mucho más. El combate era en realidad por el campeonato femenino de RAW”, comentó The Man. 

Tras esto, abrió el objeto y adentro estaba el cinturón. Se lo pasó a Asuka y confirmó la noticia. “No puedo pelear más, pero tú sí. Eres la campeona. Se una guerrera, porque yo me voy a ser madre”, cerró ante la emoción y el abrazo de la oriental. 

Becky Lynch está en pareja con Seth Rollins y esperan su primer hijo o hija. Además, habían anunciado compromiso, pero la boda quedó pospuesta debido a la situación mundial actual. 

La irlandesa, que comenzó en las filas de NXT, tuvo su gran boom en 2018 para coronarlo con el título de RAW y SmackDown en el primer evento estelar femenino de WrestleMania en la historia en 2019. Sólo perdió el del programa de los viernes, pero el de RAW lo llevó hasta hoy. 

Con esto, de paso, el maletín femenino fue “canjeado” de una manera bastante particular y sale de circulación hasta el próximo año, mientras que el masculino está en poder de Otis en SmackDown