Para nadie es un secreto que hace ya largo tiempo la relación entre Manuel Astorga y Marcelo Ríos está irreparablemente rota. A pesar de que el Chino se instaló como número uno del mundo en 1998 con el icónico preparador físico nacional en su equipo de trabajo, lo cierto es que con el paso de los años todo se derrumbó. Así, nuevamente están en una polémica.

Más bien, Astorga recordó otra vez al zurdo de Vitacura y, tal cual como hace en cada oportunidad que le toca referirse a él, no se guardó nada para criticarlo duramente. Es más, no se hizo mayor problema para disparar con todo que Ríos es "el ser más deplorable" y que "el peor error de mi vida fue trabajar con él".

"No soporto al malagradecido, la vulgaridad y la picantería por haber sido número uno del mundo o por tener mucho dinero"

En conversación con Radio Touch, Astorga no se guarda nada para hablar sobre Ríos. "Es el ser más deplorable. Y el peor error que he cometido en mi vida ha sido trabajar con él", lanza de entrada para después referirse a la carta que significó para su carrera haber trabajado junto al Chino.

"Yo me acuerdo que el año 96 y el 98 el Círculo de Periodistas Deportivos me nombró como el mejor preparador físico del tour, del mundo en esta disciplina, pero yo no soy el mejor por haber trabajado con Ríos. Soy uno normal, un buen profesional, pero por haber trabajado con (Nicolás) Massú o con aquellos que ustedes no conocen", dispara.

Tras eso, Astorga deja en claro que "no soporto al malagradecido. No soporto la vulgaridad. No soporto la picantería. No soporto la mentira. No soporto el chaqueteo ni el ‘vilipendeo’ porque alguien tiene una estatura para hablar porque consiguió ser el mejor del mundo o porque tiene mucho dinero o porque tiene un gran título. Para mí, el fracaso más grande como profesor y licenciado en educación es Marcelo Ríos".

"Él siempre se subyugó hasta que aparece un monigote en el sistema que es el señor Luis Lobo. Putero y borracho. Simple. Así de corta. Todo lo que me costó generar durante ocho años.... este sujeto, Ríos, fue rechazado en la IMG porque era muy esmirriado. Entonces, yo planifiqué todo un trabajo sin hacer la trampa. De hecho, hubo dirigentes de la federación que me dijeron ‘por qué no le damos alguna sustancia para aumentar la masa muscular’”, sigue con todo. "Olvídenlo", recuerda que fue su respuesta.

"Al final, ese trabajo, que costó mucho, con un gran staff interdisciplinario, como el doctor Fernando Yáñez, Roberto Yáñez, Luis Maya, Marcelo Vargas como kinesiólogo, mi padre como kinesiólogo, Enrique Aguayo como sicólogo, después Laura Traverso más todos los médicos y cuerpos interdisciplinarios que trabajaban conmigo en el extranjero", continúa.

"La gente dice que despidió a Larry Stefanki. Y no. Larry Stefanki le renunció, porque Jorge Ríos no le quiso pagar un bono de US$ 500 mil dólares. Porque el contrato era que si tocaba el número 1, aunque sea una semana le pagaban un bono a Larry. No se lo pagaron. Demandó en Estados Unidos. Se lo tuvo que pagar en menos de un mes”, concluyó.