El monegasco Charles Leclerc vuelve a demostrar que se erige como candidato a ganar el campeonato Mundial de Fórmula 1, luego de que arriba de su Ferrari lograra ganar este domingo el Gran Premio de Australia, disputada en Albert Park.

Leclerc, de 24 años, logró en el Cavallino Rampante la segunda victoria de la temporada, luego de ganar de forma clara por delante del mexicano Sergio Pérez (Red Bull) y del inglés George Russell (Mercedes), que completó el podio. 

De hecho los favoritos a comienzos de temporadas, como el neerlandés Max Verstappen (Red Bull) y el británico Lewis Hamilton (Mercedes) no han estado a la altura en este arranque de año. 

Verstappen, último campeón del mundo, abandonó a falta de 19 giros, mientras que  Hamilton acabó cuarto, una prueba de que ambos no están en un buen momento lo que es aprovechado por el piloto de la escudería italiana.

Leclerc lidera ahora el Mundial de manera cómoda, pues suman 71 puntos. Más atrás aparece el británico Russell, 34 unidades más abajo, y en tercer lugar está Carlos Sainz, a 38 puntos del liderato.

Verstappen comentó que no pasa por un buen momento, lo que le da muchas esperanzas a Leclerc. "No quiero ni pensar en la lucha por el campeonato en este momento, creo que es más importante terminar carreras. Porque hoy fue otro mal día nuevamente".

La próxima carrera será el Gran Premio de la Emilia Romagna que se disputará el 24 de abril en el circuito de Imola (Italia), donde los tifosis italianos mostrarán su locura por el buen momento de Leclerc.