Matías Catalán provocó el éxtasis de la hinchada de Talleres de Córdoba. Lo hizo con un golazo espectacular que sirvió, además, para ponerle el broche de oro a una goleada de la T, que venció por 4-1 a Rosario Central en el estadio Mario Alberto Kempes.

Y la deliciosa guinda que tuvo la torta fue obra del seleccionado chileno. Tomó máxima velocidad por una autopista que lo dejó en campo rival. Ahí no la pensó mucho y arremetió hacia el arco. Cuando apareció el zaguero Carlos Quintana con la evidente intención de frenarlo, lo hizo pasar una vergüenza.

Le tiró la pelota por entre las piernas al calvo defensor. Catalán quedó pie a mano con el portero rival. Con un bombazo que sacó con su pierna derecha, derrotó la resistencia del golero Jorge Broun, quien a esa altura estaba muy molesto por el trámite del encuentro.

“Todos los días soñamos con hacer un lindo gol. Y hoy se dio”, dijo Matías Catalán en una conversación con ESPN mientras rebosaba alegría. Por cierto, hubo un compañero suyo que gozó de lo lindo con la obra de arte que regaló el Cata, a quien bautizaron como Catacrack en su club.

Matías Catalán deja en éxtasis a un compañero por su golazo en Talleres

Matías Catalán dejó a casi todos los fanáticos de Talleres de Córdoba en éxtasis con ese carrerón que tuvo un túnel y terminó con un bombazo inatajable. Selló la celebración de la conquista con un apretado abrazo con su DT, Walter Ribonetto, quien fuera defensor central del equipo de Lanús campeón del fútbol argentino en 2007.

Además de la felicidad del entrenador, hubo un jugador de la T que se mostró muy feliz por Catalán. Pero también sorprendido. “Nunca me imaginé que iba a tirar un caño e iba a definir así. Se lo merece por el partidazo que hizo”, manifestó Juan Gabriel Rodríguez, autor del segundo gol en la abultada victoria frente a los Canallas.

Pero hay que dar vuelta la página rápidamente. Así lo exige muy a menudo el fútbol profesional. De eso sabe Catalán, quien tiene 31 años y pasos por San Lorenzo de Almagro, Atlético Rafaela, San Martín de Tucumán y dos clubes del fútbol mexicano: el Pachuca y el Atlético San Luis.

Sobre todo ante un partido tan trascendente como el venidero para la T cordobesa: deberá medirse a Instituto en uno de los clásicos que ofrece la ciudad. El partido se jugará el 12 de febrero en el estadio Juan Domingo Perón a contar de las 19 horas, según el horario de Chile continental.

¡Sigue el grupo de WhatsApp de Redgol y encuéntranos también en Google News!