Cobresal tiene esta jornada su gran estreno en la Copa Libertadores, donde tiene que recibir a Barcelona de Ecuador, en el estadio Zorros del desierto de la ciudad de Calama.

Un compromiso que se enmarca dentro de la mala campaña en el Campeonato Nacional, donde suman dos puntos en seis partidos disputados, pero que quieren que sea el momento de repunte.

Así lo piensa el técnico Gustavo Huerta, quien ha conversado con sus jugadores por el lento inicio que han tenido en el torneo, donde esperan que puedan cambiar la cara por todo el fútbol chileno.

“Con mucha convicción, ilusión, conversé con los jugadores y estamos en el máximo torneo de Sudamérica y por eso apelo a la capacidad del plantel, independiente de los resultados negativos en el torneo”, comentó Huerta.

La mira de los mineros

“Podemos ir al torneo internacional a pasarla bien y disfrutar, en instancias donde muchos quisieran estar donde estamos nosotros y para representar bien a nuestro fútbol”, precisó el entrenador.

En ese sentido, Huerta deja en claro que uno de los grandes problemas que tendrán tiene que ver por los largos desplazamientos, donde tienen que ser locales en Calama.

“Es un desafío enorme, si miramos la estadística los equipos de Sudamericana y Libertadores, están en lugares abajo en la tabla. Crea inquietud, porque los planteles no son numerosos y está el desgaste de los viajes”, explicó.

“Nosotros jugamos el lunes en Santiago con la U, el martes a las 12 del día al aeropuerto para viajar a El Salvador, con ocho horas de viaje, eso genera desgaste. Tratamos de manejar que los jugadores tengan el menor desgaste, que significa un esfuerzo económico del club. Abril y mayo tenemos muchos viajes y poco descanso. Veremos en el camino qué vamos a resolver”, detalló.

Revisa sus declaraciones:

Toda la actualidad del fútbol chileno e internacional en la palma de tu mano. Sigue el grupo de WhatsApp de Redgol y encuéntranos también en Google News.