Santiago Wanderers sigue como colista del Torneo Nacional, pero con las dos victorias seguidas que consiguió, se ilusiona con salvarse del descenso.

Ronnie Fernández, quien marcó en el último triunfo sobre Cobresal, analizó el momento que vive el equipo y dice que lucharán hasta las últimas consecuencias.

Sobre el alza del equipo, señaló: "Esto es un complemento, acá no hay superhéroes. Empezamos a creer que somos buenos, que no todo es malo. Nos pusimos a trabajar, dejamos afuera las polémicas".

"Pasa que después de la tormenta sale el sol, sabemos que estamos lejos, pero al menos estas victorias nos permiten tener semanas más tranquilas", añadió.

Luego, afirmó: "El gran objetivo es mantenernos, pero es una tarea épica que es un sueño que a mí no me lo quitan. Pero se nos hace mejor jugar partido a partido y disfrutar cada uno, sin miedo. Eso era algo que se había perdido. Jugar sin presión. Con esta actitud y este envión que ha tomado el equipo se va a hacer muy dificil que nos ganen".

También se refirió a la posibilidad de ser convocado a la selección chilena: "No me gusta autoproclamarme candidato. Me gustaría jugar para la selección, pero no ir por ir, sino que ser un real aporte. Me siento súper pleno, estoy súper saludable, tengo 30 años, una buena edad para un delantero".

Ronnie no sabe si continuará el próximo año en Wanderers: "Hay muchas cosas que ver, habrá que ver en qué condiciones, me encantaría seguir en el club, pero habría que ver qué rumbo se va a tomar. Vamos a pelear con todo hasta el final".

Finalmente, valoró: "Me quedo con la unidad que tenemos entre los jugadores y la hinchada. Mientras no estemos matemáticamente descendidos, nos deben dejar la opción de jugar".