arrow_downward
Diego Maradona, Peter Shilton y
Internacional Diego Maradona

Peter Shilton, el arquero de Inglaterra: "La muerte de Maradona me puso muy triste, pero nunca pidió perdón por hacer trampa"

El ex arquero de la selección de Inglaterra, quien recibió los dos goles argentinos del 10 en México 86, lamentó la partida "del mejor jugador que enfrenté". Sin embargo, reitera sus criticas a la transparencia de El Pelusa.

escrito por
Diego Jeria

Diego Maradona, Peter Shilton y

Diego Maradona, Peter Shilton y "La Mano de Dios" en México 86. (Foto: Getty Images)

Peter Shilton fue el arquero de Inglaterra en el triunfo de Argentina por el Mundial de México 86, duelo que la Albiceleste ganó camino al título con “La Mano de Dios” y el golazo con carrerón de mediacancha, ambos anotados por Diego Maradona.

Se puede decir que Shilton fue uno de los grandes antagonistas en la carrera de Maradona y el meta no podía quedar ausente entre las reacciones a la muerte del Diego.

En conversación con el Daily Mail, Peter Shilton reveló que la noticia de la muerte de Maradona lo puso muy triste, pero reiteró sus críticas a la transparencia y deportividad del 10 eterno de la selección argentina.

“Mi vida siempre ha estado muy vinculada a Maradona, aunque no de la forma en que me hubiese gustado. Pero estoy muy triste por conocer la noticia de su muerte. Fue el mejor jugador contra el que jamás me enfrenté”, dijo Shilton.

Sobre el recordado partido aseguró que el gol con la mano de Maradona no sólo significó la ventaja de Argentina, sino un golpe bajo para Inglaterra que condicionó todo para adelante.

“Era partido más grande que muchos de nosotros habíamos jugado en nuestras vidas. No había ningún marcaje específico para pararle, sólo queríamos controlar sus carreras, y durante una hora el plan nos funcionó, pero nadie podía imaginarse lo que iba a pasar a continuación”, expuso.

Agrega: “¿cómo podríamos? Saltó contra mí en un balón colgado y, sabiendo que no podría llegar con su cabeza, le dio un puñetazo para mandarla al fondo de la red. Una falta clara. Trampa. Mientras corría a celebrarlo miró atrás un par de veces a ver qué hacía el árbitro porque sabía lo que había hecho. Todo el mundo lo sabía menos el equipo arbitral”.

“Eso nos sacó del partido, y poco después le permitimos hacer una carrera para marcar el segundo. Sin el primero, no habría habido segundo gol”, añade.

Por último sentenció que “son tonterías, pero tonterías que llevan molestándome durante años y tampoco voy a mentir ahora. Lo que no me gustó es que nunca llegó a disculparse, nunca llegó a admitir que hizo trampas ni pidió perdón por ello. Me parece que era un tipo muy grande, pero alguien que nunca mostró deportividad”.

Temas

Comentarios


Lee También