La Copa del Mundo de Qatar 2022 está a la vuelta de la esquina y la FIFA última detalles para la nueva cita planetaria del fútbol. De hecho, hace unos días el ente rector del fútbol realizaba pruebas en el estadio del Sevilla con el nuevo sistema de VAR para detectar el offside.

Y la cosa va en grande con herramientas y tecnología de punta. La misma FIFA reveló cómo funciona el nuevo sistema semiautomático de detección en tiempo real que ayudará a los árbitros de Qatar 2022 a la hora de sentenciar un fuera de juego con gran precisión.

“Es una herramienta de apoyo para los árbitros de partidos en vivo que les ayuda a tomas decisiones sobre los fuera de juego de forma más rápida y precisa al determinar automáticamente la posición específica de los jugadores clave en el momento exacto en que se juega”, sostiene el organismo de Zúrich en un video explicativo.

Añaden que “el balón oficial de Adidas para la Copa del Mundo 2022 desempeñará un papel clave en la determinación de incidentes de fuera de juego al límite. Un sensor en el centro de la pelota envía datos de 500Hz por segundo, lo que permite una detección más precisa del momento de impacto en comparación con las transmisiones convencionales y el seguimiento óptico que se limita a 50 cuadros por segundo”.

Sobre la misma revelan que el sistema cuenta con “12 cámaras de seguimiento montadas debajo del techo de cada estadio, que rastrean la pelota y 29 puntos en el cuerpo de cada jugador 50 veces por segundo, calculando su posición exacta en el campo. Los 29 puntos incluyen todas las extremidades que son relevantes para las reglas del offside, permitiendo al equipo en la sala de operaciones saber la posición exacta de un jugador en un momento determinado”.

Los datos de cada jugador en la acción se procesan en tiempo real con la ayuda de inteligencia artificial, que alerta en el acto a los encargados de la caseta del VAR.

“Cuando automáticamente se define la posición fuera de juego se le comunica al árbitro a través de un audífono. Para mejorar la comunicación con los espectadores, después que el árbitro confirma el offside, se genera una animación y se muestra en el estadio y la televisión”, sentencia la FIFA. ¡Una locura!